Beliefnet

"Garaje 66" El Hombre Misterio Que Fue Encontrado Luego De 16 Años Desaparecido

Más de 680 bomberos luchan incansablemente por controlar un terrible incendio en Arizona. La extinción del mismo dependerá de las condiciones climáticas, ya que las autoridades creen que las condiciones meteorológicas azotarán la región con más viento y tormentas eléctricas.

Yarnell cuenta con unos 700 habitantes. Se informó que la Cruz Roja brinda ayuda a los damnificados con agua, comida y medicamentos.

Esta tragedia cobró la vida de 19 bomberos, los cuales murieron atrapados entre las llamas, a pesar de estar protegidos con cobijas térmicas, conocidas como "fire shelters".

Los cuerpos fueron llevados a la Oficina del Médico Forense en el condado Maricopa. Allí se llevará a cabo las autopsias correspondientes. 

Desde el miércoles se han estado realizando varios servicios fúnebres para los bomberos muertos en el cumplimiento de su deber. El jueves se realizó un homenaje en donde los integrantes del Cuerpo de Bomberos guardaron un minuto de silencio por sus 19 compañeros muertos por las nefastas llamas del incontrolable incendio.

Sin embargo, tres días después de la muerte de los 19 bomberos, aún no se sabe a ciencia cierta qué fue lo que salió mal. Investigadores de todo los Estados Unidos trabajarán durante esta semana para tratar de descubrir qué pasó y así ofrecer respuestas. Para ello los investigadores revisarán los registros de radio, los informes meteorológicos y revisarán el lugar de la tragedia. Se espera que los resultados preliminares se den a conocer en 60 días.

Se cree que el incendio fue iniciado por un rayo. Las llamas rodearon al equipo muy rápidamente, encerrando desgraciadamente a los bomberos, quienes no encontraron salida. Es la mayor pérdida de bomberos - de menos de 30 años de edad- desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. 

 

Las cobijas térmicas que utilizaron los bomberos están hechas de vidrio y algodón para proteger a los bomberos del calor. Estas son un valioso recurso que utilizan estos héroes cuando combaten incendios forestales, y se convierten en el último recurso para intentar salvarse. 

El capitán Jaime Moore explicó que para utilizar estas cobijas, los bomberos tenían unos 8 o 15 segundos para poder salvar sus vidas; para ello debían haber entrado rápidamente en las cobijas térmicas y luego tirarse al suelo, cubrirse la boca y esperar que disminuya el peligro. Pero se desconoce si los 19 bomberos tuvieron tiempo de protegerse. No se sabe si murieron por asfixia o si intervinieron otros factores fatales.

Brendan McDonough es el único miembro del equipo de bomberos que sobrevivió al desastre. McDonough se encontraba en otra zona indicándoles a sus compañeros el patrón de avance de las llamas. McDonough intentó comunicarse con sus compañeros, pero nunca recibió respuestas.

Esta  no es la primera vez que los bomberos del equipo élite enfrentan un incendio a campo abierto y con el viento en contra. Es por esto que la muerte de estos 19 valientes deja muchas preguntas sin respuestas.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus