Beliefnet

Esto Es Lo Que Sucede Si Duras 15 Años Sin Lavarte Los Dientes ¡Caso Real!

Charlene Wells pensó que se trataba de cálculos renales cuando ingreso al hospital con un severo dolor de estómago . Sin embargo, ella terminó caminando de regreso a su casa con un bebé muy inesperado en brazos.

La chica de 28 años de edad no tenía idea de que estaba embarazada cuando fue al hospital por un fuerte dolor de abdominal. Tampoco tuvo mucho tiempo para adaptarse a la idea. De hecho, la confusión de Wells es entendible, había dejado pasar algunos de los síntomas habituales del embarazo y tenía explicaciones razonables para otros más. El dolor de espalda que estaba experimentando lo atribuyó a los cálculos renales o el tiempo dedicado a su trabajo como chef. Pensó que el ligero aumento de peso se debía a que no había sido capaz de andar en bicicleta o hacer mucho ejercicio durante el invierno. Aún más inusual, ella ni siquiera sintió ninguna patadita del bebé.

Los médicos encontraron que Wells tenía placenta anterior, lo que significa que la placenta se había desarrollado en la parte delantera de su  estómago. Es probable que el huevo se implantara en el lado del útero más cercano al abdomen, lo que resultó que la placenta creciera en el frente. Debido a que la placenta estaba en el frente de su estómago, los médicos creen que es posible que Charlene nunca sintiera el movimiento de su hijo en el útero.

Wells y su pareja Eamon Parkes, no habían planeado tener hijos, pero doce horas después de entrar en el hospital, le dieron la bienvenida a Carlo Leslie Parkes-Wells, un bebé sano de 3.500kg.

El tener nueve meses de preparación en menos de un día fue un poco complicado, pero la pareja se vió llena rápidamente con ayuda y donaciones. Su ciudad natal de Nelson, Nueva Zelanda se unió para ofrecer a la familia todo lo que un nuevo padre puede necesitar, desde los pañales hasta un cochecito de bebé y ropa.

Aunque la pareja ha estado junta durante nueve años, sus amigos dicen que no eran del tipo que hablaba de formar una familia. La llegada del pequeño Carlo, sin embargo, ha cambiado todo.

Con la Navidad tan cerca, Parkes ha dicho que el nacimiento de su hijo es "el mejor regalo que jamás podría pedir." Bendiciones al pequeño Carlo.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus