Beliefnet
Fuente: Fox8.com

Es un escenario escalofriante para cualquier padre: descubrir signos claros de abusos en su propio hijo.


Espantosamente, eso es lo que la madre de Ohio Ryane Cordero, encontró en su hijo Amari de 2 años de edad, cuando lo recogió de su guardería de Cleveland el miércoles.

Los moretones que cubrían las piernas de Amari eran tan malas que Cordero lo llevó directamente al hospital para recibir tratamiento, y luego notificó a la policía.


Un video vigilancia reveló que a las 5 pm ese mismo día, una empleada de 49 años de edad, del “Cedar Early Learning Center” azotó a Amari hasta 22 veces con lo que es al parecer un rascador de plástico para después de empujarlo al suelo.

Más adelante en el video, la misma mujer arrastra y levanta al niño de 2 años, del brazo, aventandolo sobre una mesa para cambiar pañales. Luego se ve a otra trabajadora pegándole una niña de 18 meses con un bate de plástico en el mismo día.

Para la madre de Amari, Ryane, era algo tan fuerte que no lo podía creer.

Con lágrimas en los ojos, dijo:

"No lo podía creer ... el solo ver, que ellas tuvieran la osadía de hacerle eso a mi bebé sin razón alguna, él no merecía eso en absoluto."

Las dos empleadas fueron despedidas de inmediato por la guardería. Se hizo la acusación ante las autoridades contra las dos mujeres; Melissa Tate por el abuso de un niño, y Tonya James, que fue testigo de las acciones de Tate pero nunca detuvo ni denunció el abuso.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus