Beliefnet

Se tomó un “selfie” antes de suicidarse y luego envió la foto a un amigo


A principios de este año, la modelo británica y concursante de Big Brother, Sallie Axl trágicamente sufrió un aborto involuntario.

El aborto involuntario en sí mismo era desgarrador, pero su supuesto tratamiento en el hospital hizo la terrible situación mucho peor. Esta semana, publicó en Facebook una noticia horrible:


“Esta es la primera vez que puedo hablar de esto pues mi calvario del hospital St Mary en Manchester fue asqueroso. Me llevaron al hospital como 7 semanas antes de sufrir un aborto involuntario y perder a mi angelito ".


Sallie revela que el hospital falló al sacar al niño de ella, causando una infección lo que resultó en la pérdida de un cuarenta por ciento de su sangre.


"Mis venas colapsaron y tuve una cirugía de emergencia", escribió. "No tenía mucha esperanza  de vivir y  honestamente nunca he estado tan asustada en mi vida."


Pero esa no es la peor parte; cuando ella finalmente fue dada de alta del hospital se le entregó una bolsa de plástico. La bolsa contenía una caja, en la que se colocó a su hijo no nato.


"Recibí a mi bebé muerto en el hospital de Santa María en una caja y una bolsa de plástico ... Con esa otra una bolsa de medicamentos y fui enviada de regreso a casa para llorar. Mi bebé muerto me fue entregado como si se tratara de una comida para llevar ".


Sallie dice que compartió su historia con la esperanza de que los hospitales se den cuenta y empiecen a modificar sus prácticas. "Sólo quiero que las cosas sean mejor para otras personas" , dijo.


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus