Beliefnet

Mi esposo me golpeó por primera vez: ¿Qué debo hacer?

“Tenía el pulso muy débil y estaba perdiendo el cabello. Con 18 años tenía osteoporosis y no me venía la regla. Incluso llegué a desmayarme entre desfile y desfile”.

“El mundo de la moda es falso, todas mis fotos eran retocadas. Me añadían pómulos, mejillas, un color saludable… mientras me exigían estar extremadamente delgada para poder trabajar”.


“Como no es una medida popular y para evitar críticas, hoy puedes ver a las modelos comer snacks delante de los periodistas, pero en cuanto las cámaras se apagan, las chicas corren al baño para vomitar. Nadie puede decir nada si quiere seguir trabajando”.

Luego de solo 8 meses trabajando Victoire no soportó la presión, cayó en una terrible depresión y hasta intentó cometer suicidio.


“Nadie lo entendía. Cuando le explicaba a la gente como me sentía, me decían: ‘no sé porque te quejas, tienes la vida que todo el mundo querría’. Y sin embargo, yo nunca había sido tan infeliz “.

Victoire abandonó la carrera en la que era tan exitosa y decidió volver a ser feliz. Ahora Victoire tiene 23 años y escribió un libro autobiográfico donde denuncia las terribles prácticas de la industria de la moda.


En su libro llamado: “Nunca suficientemente delgada. Diario de una top model”, la joven chica denuncia la tiranía de la delgadez que sufría cuando trabajaba en ese mundo tan cruel que es la industria de la moda.


 “Es increíble cómo los grandes diseñadores deshumanizan a las mujeres. Karl Lagerfeld llegó a decir: ‘Un traje de Chanel no es para una mujer con pecho’. Pues bien, resulta que las mujeres tienen pechos por definición. ¿Es que entonces sus trajes no son para mujeres?”.

Esta historia de Victoire y la lucha que enfrentó en contra dela anorexia que sufría inspiraron una ley en Francia en la que se prohíbe promover estándares de bellezas perjudiciales para la salud, por lo que queda prohibido que una modelo extremadamente delgada desfile en una pasarela.

“A las nuevas modelos solo tengo una cosa que decirles: si alguien te dice o te insinúa que tienes que adelgazar si quieres trabajar, ¡huye! No merece la pena”.

Fuente: leplus.nouvelobs.com y leparisien.fr


IR A LA PÁGINA 1,  2,  3,  4

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus