Beliefnet

♥ 80 Cosas Románticas Que Puedes Hacer Con TU Pareja ♥

A un año de edad, Vincent, se ve como cualquier otro niño, muy feliz y saludable. ¿Será esto un milagro? ¿Será esta la esperanza para millones de mujeres que luchan contra la infertilidad?

Malin Stenberg, la madre de Vicent, nació sin útero y había tratado de aceptar el hecho de que ella nunca sería capaz de tener hijos. Entonces, Stenberg tuvo la oportunidad de unirse a un proyecto revolucionario en Sweden’s Gothenberg University, (La Universidad Gothenberg de Suecia). Malin Stenberg se convirtió en una de las nueve mujeres que recibieron un útero donado por mujeres que ya no estaban contemplando el parto.

Muchas de las mujeres en el proyecto recibieron úteros donados por miembros de la familia, pero la donante de Stenberg fue Ewa Rosen, una amiga de la familia de 61 años de edad.

No obstante, el embarazo de Stenberg fue difícil, arriesgado y altamente supervisado. Este se caracterizó por múltiples visitas al hospital y tratamientos hormonales.

"No podíamos darnos el lujo de tener un solo pensamiento negativo", cuenta la pareja de Stenberg, Claes Nilsson.

Finalmente, en septiembre del año pasado, Vincent nació, convirtiéndose en el primer bebé nacido con éxito de un útero donado. A pesar de que llegó al mundo por cesárea dos meses antes (después de Stenberg desarrolló preeclampsia), estuvo sano desde su nacimiento y no ha dejado de crecer y desarrollarse normalmente.

Stenberg está profundamente agradecida por el enorme regalo que le hizo su amiga Rosen, por donar su vientre y hacer posible este milagro.

"Ella realmente hizo una gran contribución en dar este paso para ser donante sin ningún pago ni nada: sólo buena voluntad", dijo Stenberg. 'Ella es la madrina de Vicente y tenemos una relación muy estrecha ".

Rosen, quien tiene dos hijos propios y cuatro nietos, llama a Vicent su "séptimo milagro".

"Nunca lo he visto como un sacrificio", dijo Rosen. "Sentí que si podía hacer esto por Claes y Malin con mucho gusto, y no necesito [mi vientre] nunca más."

Stenberg ha tenido que eliminar su matriz donada por temor a que un segundo embarazo pudiera ser incluso más riesgoso. Pero ella no se queja o no se arrepiente de lo que ella pasó para tener a su hijo.

"Hoy en día se siente como que pasamos de la nada a tener este niño maravilloso", dijo Stenberg.

Y añade: "Es más de 100 %. Estamos más que contentos con esto. No podía pedir más".



AHORA MIRA LA CONMOVEDORA HISTORIA DE ESTE CHICO QUE FUE CONDENADO A LA CRUZ...


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus