La ciencia dice que los maridos altos y las esposas bajitas tienen mejores matrimonios