Beliefnet

Un italiano murió aplastado este jueves por un crucifijo gigante dedicado al fallecido papa Juan Pablo II, a solo días de la ceremonia de su santificación en el Vaticano. 

Esta ha sido una extraña coincidencia, el joven de 21 años, quien también vivía en una calle que lleva el nombre del papa Juan XXIII; quien también será canonizado en la  ceremonia el domingo, en un evento sin precedentes en los 2000 años de la Iglesia católica. 

El hombre llamado Marco Gusmini, estaba posando para una fotografía con un grupo de amigos frente a la gigantesca cruz de 100 pies de altura, cuando esta repentinamente colapsó, aplastando al joven italiano. 

La cruz tiene incrustada una estatua de Cristo Redentor de 20 pies de altura y pesa unos 300 kilos; la cual fue creada para la visita de Juan Pablo II a Brescia, en la región norteña de Lombardía, en 1998. 

Consecuentemente fue removida de Brescia y re-eregida en Cevo, en 2005.




TE PUEDE INTERESAR:



 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus