“Muchos cristianos adoran ídolos sin saberlo”, dice pastor de Iglesia

Tristemente, hoy en día existen agencias y programas de adopción que le permiten renunciar de forma segura a los derechos de su bebé en lugares designados, como hospitales.
Sin embargo, aun así, más y más bebés son encontrados botados en la basura, debajo de arbustos o en las puertas de los extraños.

Por lo general, la razón del abandono es el miedo y la incapacidad de cuidar adecuadamente al bebé. Aterrados, no se dan cuenta de que están empeorando su situación al cometer un crimen y abandonar a su hijo. Presta atención a la siguiente historia:

Rusia es conocida por tener uno de los inviernos más duros del planeta. Dicen que Rusia evadió la captura durante ambas guerras mundiales porque los invasores eran golpeados por el intenso frío y no les quedaba más que regresarse.

Masha es un gato atigrado con un aspecto feroz. Vive al aire libre y tiene su pelaje bien largo, lo que lo ayuda a protegerse del duro invierno. Masha es un gato callejero que es atendido por los residentes en un barrio de Obninsk, Rusia.

Las chicas adolescentes están cometiendo suicidio a un ritmo alarmante, expertos preocupados

Maestro de primaria reprueba a una niña para abusar de ella un año más

Mientras se ocupaba de su día, encontró una caja de cartón.

Naturalmente curioso minino registró la caja y encontró a un bebé. Al instante, los instintos maternos se activaron y ella supo que el niño estaba en peligro. Algo de lo que su madre biológica no se percató.

Ella envolvió su cálido y esponjoso cuerpo alrededor del niño desprotegido. Luego, haciendo uso de sus agudos maullidos, comenzó a llamar la atención de sus cuidadores.

La residente Irina Lavrova escuchó los maullidos y reconoció la “alerta”. Además, ella pensó que era extraño que el amigable gato común no saliera a saludarla.

Preocupada y pensando que Masha se había lastimado y necesitaba ayuda, Lavrova siguió el sonido de las llamadas urgentes. Ella no esperaba encontrar a la gata con un bebé a su cargo.
Acompañada de pañales y algunos frascos de comida, Lavrova sabía que el bebé había sido abandonado. El bebé parecía estar en buena forma y estaba bien vestido.

Masha intentó seguirlos mientras llevaban al bebé al hospital, donde los médicos certificaron que estaba en perfectas condiciones y estimaron que el bebé tiene menos de 12 semanas.
Los testigos dijeron que Masha esperó horas para que el bebé regresara.

8 años tratando de concebir, en su último intento… Su médico se quedó con la boca abierta

Desde entonces, Masha ha sido alabada como una heroína en su vecindario y ha sido generosamente recompensada con sus comidas favoritas. Cualquiera que diga que los gatos son desalmados e indiferentes no ha tenido el placer de conocer a este felino compasivo que salvó la vida de este bebé indefenso, abandonado por sus padres.

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus