Beliefnet

Vanessa Belmond ex estrella porno revela los horrores de la industria porno

Una mujer fue trasladada de urgencia al hospital con un intenso dolor de estómago después de que ella tragara accidentalmente algo en su hamburguesa.

El culpable: una cerda de un cepillo de la parrilla.

Cheryl Harrison fue al MidState Medical Center en Meriden dos días después de comer la hamburguesa, y tuvo que someterse a una operación de emergencia a principios de este mes con el fin de retirar el objeto extraño. 
“La diminuta pieza de metal era de menos de un centímetro de largo”, comentó el Dr. Aziz Benbrahim, quien trató a Harrison.

"Si estuviera en mi boca y lo mordiera, sabría que no debí tragarlo", dijo Harrison en una conferencia de prensa tras su recuperación la semana pasada.

Una tomografía mostró que el metal estaba atrapado en su intestino, lo cual puede ser muy peligroso, dijo el Dr. Benbrahim:

"Se puede morir; es un gran problema ", dijo Benbrahim hoy. "Es una pieza flexible de metal, cuando lo comes, no la sientes en tu boca. Se va a tu intestino delgado y tenemos una torcedura normal de 90 grados y la cerda no puede voltearse y así es como se hace un agujero en tu intestino ".
Benbrahim dijo que pudo tratar a la mujer de inmediato porque ya tenía experiencia con algo como esto antes. "Hace aproximadamente un año, tuve un paciente que casi se muere de eso", dijo:


"Había [comido] una cerda de un cepillo de parrilla y estuvo enfermo durante dos semanas." Dijo que el paciente tenía una infección que llevó a un coágulo de sangre en sus pulmones.

"Me siento mejor", dijo Harrison la semana pasada, "un poco sensible, pero me siento definitivamente mejor".

OTROS ESTÁN LEYENDO:

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus