Beliefnet

Cuando eres padre de un niño, a veces estás muy agradecido por los momentos de paz que el sueño trae, y no se le ocurriría hacer nada para perturbarlo. Si eso significa dejar al bebé durmiendo en su asiento del coche, que así sea.


Pero las autoridades están advirtiendo que los momentos extra de tranquilidad no valen la pena. De hecho, dejar a tu bebé dormir en un asiento de coche puede ser fatal.


Ali y Derek Dodd descubrieron los peligros de dormir en los asientos de coche de la manera más dolorosa imaginable. Su hijo Shepard tenía sólo once semanas de edad cuando un trabajador de la guardería lo envolvió en una manta y lo puso a dormir en un asiento de seguridad desabrochado en una habitación vacía.


Dos horas más tarde, el trabajador de la guardería de Shepard vio que estaba azul y no respondía y llamó al 911. A pesar de que fue trasladado de urgencia al hospital, ya era demasiado tarde.


Lo que más molestó a la familia Dodd es el hecho de que sólo once días antes de la muerte de Shepard, la misma guardería fue advertida sobre los peligros de permitir que un niño durmiera en un asiento de coche. Un Departamento de Servicios Humanos dijo que el operario de la guardería había sido advertido de que los niños nunca deben ser puestos a dormir en un asiento de seguridad o dejarlo dormir en uno.


Lo que es más terrible, tomó meses antes de que la guardería en cuestión fuera cerrada. La única referencia a la muerte de Shepard que apareció en los registros del estado de la guardería menciona que un bebé se puso a dormir en un asiento de coche, sin indicación de las consecuencias trágicas.


Aunque los padres ponen mucha fe en los asientos de seguridad para proteger a los niños durante un viaje, pocos conocen el peligro que costó la vida de Shepard Dodd. Se llama asfixia posicional, y ocurre con los recién nacidos y los bebés que se encuentren en una posición para dormir que cierra la vía aérea (como a menudo pasa en un asiento de seguridad).



Sin la fuerza muscular para mover o levantar su cuello, un bebé en una posición tal puede asfixiarse en silencio.Es una situación comprensiblemente estresante para los padres que quieren estar seguros de que sus hijos están seguros en el coche, pero no están conscientes de que dormir en el asiento del coche viene con otros peligros. La respuesta, dicen los pediatras, es estar alerta.


Asegúrate de que el asiento del coche y las correas están equipadas y aseguradas correctamente para su uso correcto.


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus