Beliefnet

Acusó Falsamente A Su Padre De Que La Violaba Para Vengarse Por No Darle Permiso De Ir A Una Fiesta

Lucas Nuttall, de 7 años de edad, de Glendale, California, es el niño que aparece en esta foto junto a su perro llamado Jedi. Este perro es una "alerta diabetica". Este perro mantiene a salvo a su pequeño dueño.

Lucas ha estado luchando contra la diabetes tipo 1 - una enfermedad autoinmune que no tiene cura - desde que fue diagnosticado a los 2 años de edad, según cuenta su madre, Dorrie Nuttall, de Glendale, California.

Dorrie, de 37 años, dice que la glucosa en la sangre de Lucas puede elevarse rápidamente o caer en picada porque su páncreas no puede producir insulina.

"Si el azúcar en la sangre de Lucas baja demasiado, empieza a perder la sensibilidad en las manos y en los pies; se marea, tiene dolores en el estómago y está en de entrar en crisis", explica Dorrie. Y si su azúcar en la sangre es demasiado alta, puede causar daños a sus órganos vitales, añadió.




Pero, sorprendentemente, Jedi puede oler los altos y bajos de la glucosa de Jedi. Este labrador negro Inglés ha sido entrenado desde que era un cachorro para alertar a Dorrie de tales cambios en el azúcar en sangre. La madre explica que el perro es mejor que un brinsel, y cuando el azúcar en la sangre de Lucas es demasiada baja o es demasiado alta, Jedi levanta la pata para arriba o hacia abajo para señalar el cambio. Sin duda es un perro maravilloso e indispensable para este niño.




Dorrie recientemente compartió una foto en Facebook de Jedi alertándola cuando el azúcar en la sangre de Lucas había caído a niveles muy bajos y alarmantes en medio de la noche. La foto se hizo viral... CONTINÚA, CLIC AQUÍ PARA SEGUIR LEYENDO ESTA CONMOVEDORA HISTORIA
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus