Beliefnet

Quita las manchas de la cara y las pecas con esta loción natural

Es normal que una madre primeriza desconfíe de los médicos en el afán de cuidar a su futuro hijo de cualquier peligro, ya que durante esta etapa son muchos los exámenes, medicamentos y vacunas que deben hacerse las embarazadas para ir monitoreando el proceso de desarrollo del feto. Por supuesto, Cormit Avital, no fue la excepción. Esta mujer de nacionalidad australiana cuenta que durante el periodo de gestación de su bebé sufrió de tos ferina, más allá de esto no hubo mayor problema y en cuestión de días ya Cormit estaba curada. Lo que esta madre primeriza desconocía era el efecto que esta tos había provocado en su pequeña bebé.

La niña al nacer heredó la tos ferina que su madre había padecido. A sus escazas semanas de vida, Eva presenta graves problemas respiratorios. En ocasiones se queda sin aire y su piel llega a tornarse morada, azul e incluso negra a causa de la falta de oxigeno que sufren sus débiles pulmones.

Desde hace tres semanas la pequeña recién nacida se encuentra en la unidad de cuidados intensivos, y fue tan fuerte que tuvieron que hospitalizarla de emergencia.
Cormit Avital cuenta hoy cómo pudo haber evitado esta penosa situación con tan solo...CONTINÚA EN LA PÁGINA SIGUIENTE
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus