Beliefnet

Desgarrador: Un adolescente discapacitado de 14 años violó y asesinó a su vecina de 11 años

VOLVER ATRÁS, CLIC AQUÍ


Continuación


Olga nos dice:

"En principio solo le dije estas palabras mi hijo. Luego empecé a improvisar y añadir más palabras, llenas de amor. ¡Estoy segura de que mi terapia nocturna jugó un papel importante en estos cinco años que han pasado!

Hay algo muy importante para mis hijos y para mí y es la magia del amor maternal, ¡funciona en ambos lados! Una maravillosa sensación de intimidad se fue creando entre nosotros. Y por las noches, cuando los abrazo y les digo una palabra dulce siento como nuestra cercanía crece y se fortalece. El resto quedó en el pasado, todo lo que nos hizo daño: peleas y malentendidos, quedaron atrás", explica esta madre, quien con el tiempo ha aprendido a decirles a sus hijos lo que debe.

Esta afirmación es especialmente útil en aquellos hijos que no fueron deseados. Según los especialistas en esta terapia, si deseabas tener un hijo pero en cambio tuviste una hija, es importante trasmitirle al niño que estás feliz de que sea niño.

Un punto importante en esta terapia es incluir la palabra NUESTRO, pues ayuda al niño a aceptar a ambos padres por igual. Sin embargo, nunca digas esas palabras en forma mecánica: ¡Te quiero! ¡Estoy orgulloso de ti!

Las palabras tienen mucho poder, gran efecto en las personas. Es por esta razón que debemos tener cuidado con lo que decimos y en la forma en que lo decimos. Cuando hagas esta terapia con tus hijos, trata de trasmitir sinceridad y toda tu emoción.

Otra cosa importante a tener en cuenta es que el tratamiento de la terapia de las palabras de amor no debe durar mucho tiempo. Es importante que lo hagas cada día. 
Sin causa, cuando pases a su lado, suavemente abraza a tu hijo y dale un beso. Lo recordará toda la vida.


 



¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus