El Estado Confirma 9 Casos de Gusanos de Pulmón de Rata

El rancho familiar de 50,000 acres de extensión se vio amenazado al ser destruido completamente por las voraces llamas del inclemente incendio que se desató en Henry’s Creek, ubicado cerca de Idaho Falls.  

Bruce Empey y su esposa Jeanette tuvieron que prepararse para lo peor; pero aún en medio de la calamidad decidieron orar en busca de intervención divina y la respuesta fue asombrosa. No solo se salvó su propiedad de ser consumida por el fuego: en el humo lograron divisar una figura parecida a un ángel. 

En la foto que Bruce logró tomar del fuego cuando se dirigía al rancho de su familia se divisa claramente una especie de figura emergiendo del humo. Su esposa ha nombrado la foto como “el bombero guardián” volviéndose viral una vez que la compartieron en su muro de Facebook. 

Esta familia está ahora más convencida de que su propiedad pudo salvarse debido a la intervención de Dios y sus ángeles. 

“Mi esposo y mi hijo subieron al rancho el lunes por la noche después de enterarse de que el fuego había saltado la carretera y se dirigía hacia nuestro rancho”, dijo Jeanette. “Los bomberos se presentaron y le dijeron a mi esposo que las cabañas se perderían y por razones de seguridad, debían retirarse”. 

Al escuchar esta triste noticia, en lugar de perder todas las esperanzas, Bruce y su hijo subieron a un acantilado desde donde se podía ver el rancho y una vez allí, y aún con sus corazones resignados a ver arder su hogar, en espera de perderlo todo, elevaron una oración con la esperanza de que el resultado fuera diferente.

¡Y así fue! 

La respuesta a sus oraciones llegó en forma de milagro cuando, a la mañana siguiente; al regresar para verificar la magnitud de los daños, descubrieron que nada de su propiedad había sido tocado por el fuego.

“¡Las cabañas no se habían quemado! ¡Fueron salvadas!”, dijo Jeanette.  

E incluso una segunda vez sus oraciones fueron respondidas cuando, otra vez ese día los vientos reanudaron las llamas a 15 pies de su cabaña. Nueva vez oraron y recibieron respuesta a su oración salvando su propiedad por segunda vez. 

Jeanette escribió en Facebook: “El incendio llegó a nuestro rancho. Las cabañas están protegidas. Creo que el Señor extendió su mano para protegernos”.  



¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus