El fundador de la iglesia de satanás, Anton LaVey, explica porque octubre es un mes de alegría, puesto que llega a las compañías, escuelas, hogares e inclusive a ciertas iglesias.

“Me siento totalmente feliz, pues los padres cristianos dejan que sus hijos adoren al demonio cuando menos una noche al año”, aseguro el satanista en una ocasión.

No vemos nada malo. Todos piensan que Halloween es solo un día divertido, por el hecho de que es ameno: se pintan las caras, empleamos nuestras inocentes fantasías; además, algunas iglesias las decoran con calabazas”, resalto LaVey.

El evangelista y ex- hechicero John Ramírez publicó la cita del satanista en un artículo para el sitio web “Charisma News”, para asegurarles a los cristianos que el Halloween no es una celebración tan inocente como se imaginan.

"Mientras más voy a la iglesia, más creo en Jesús", dice Sylvester Stallone

“Cuando se disfraza en Halloween y se pinta la cara, está invitando al demonio, puesto que está festejando su fiesta y hace un acuerdo espiritual con él tanto usted como sus hijos”, aseguro Ramírez.

“Recuerdo que cuando era hechicero el día Halloween era tan importante para nosotros. Para los que adoran al diablo, esta era una fecha única, muy especial en la que festejamos y aguardábamos, pues sabíamos las implicaciones y el poder de las tinieblas que existe durante esa noche. Es decir, esa noche es diferente a las demás en el mundo de la brujería. La relevancia de dicha festividad para los satanistas es como preguntarle a un católico: ¿Qué tan importante es un Viernes Santo o un Domingo de Resurrección?

“Ese día los adoradores de satanás, recibimos instrucciones del mundo diabólico sobre lo que se realizará a sabiendas de que será una noche larga. Se descansaba todo el día para estar listos a la medianoche y liberar el infierno en todo el mundo hasta el amanecer”, explica.

“Ciertas iglesias convierten la palabra “Halloween” en “cosecha”. No obstante, sus miembros se disfrazan y reparten dulces y manzanas”. Algo que me pone realmente triste.

‘El General’ se arrepiente y culpa a Satanás de sus éxitos musicales

El evangelista no admite la justificación de las iglesias que festejan la "cosecha” con fines evangelístico, a sabiendas de que es un disfraz de celebración satánica.

“Si la iglesia trata de emplear las celebraciones mundanas para ganar almas para Cristo, mi propuesta como pastor sería: “Inviten a los niños y adultos con sus amigos y familiares no cristianos a una noche de cine bíblico con palomitas y refrescos”, señalo.

“El objetivo sería hablarles dónde se origina el Halloween y los riesgos de esta celebración pagana, y después transformarla en una noche de cine, en el que se proyecte una película con enseñanzas de la Palabra de Dios sobre el amor y la obra de la cruz. Luego hacer el llamado de los que entregarán su vida a Jesucristo, una noche singular para recordar”. “No olvidemos que la única cosecha que debemos festejar es la cosecha de las almas”, finalizo LaVey.

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus