Este hombre tiene un grave problema por culpa de un tatuaje gigantesco en su cara

Este joven neozelandés llamado Mark Cropp está muy apurado por conseguir trabajo para ayudar a su familia. Sin embargo, un detalle en su rostro se lo impide y hace que este propósito no resulte fácil: Mark tiene un tatuaje gigantesco que cubre más de la mitad de su rostro.

El tatuaje dice "Devast8" (devastado, en español). Ahora Cropp entiende que su tatuaje puede resultar atemorizante o desagradable para sus potenciales empleadores, pero insiste en que este detalle no debería cuestionar sus ganas de trabajar.

Cropp le explicó al New Zealand Herald que se hizo el tatuaje hace unos meses, mientras se encontraba en la prisión de Christchurch, en Nueva Zelanda. "Estaba borracho y me lo dejé hacer y ahora es imposible quitarlo. Pero no por ello quiero condicionar mi vida".

Cropp se declaró culpable de una serie de cargos que se le imputaban, incluyendo robo agravado y asalto a mano armada. Pero él asegura que cometió el crimen "para obtener dinero suficiente para llevar a casa. Necesitaba ayudar a mi novia embarazada y a mí mismo, pues nos echaron de la casa de mis padres y no teníamos un hogar donde vivir", explica Cropp.

Cuando salió de la cárcel y volvió a su casa, Cropp no volvió a ver al bebé, ya que su madre tuvo que darlo en adopción. Ahora quiere recuperar a su familia y, para ello, él necesita urgentemente conseguir dinero "un trabajo digno", pero esto no le está resultando nada fácil. 

Usted, ¿qué opina? Por favor, dele un consejo a Mark y a todos los jóvenes que pudieran encontrarse en una situación similar.

NOTA: Recuerde que usted es padre o madre mientras vida tenga. El hecho de que sus hijos se hagan mayores no quiere decir que usted ya terminó. Aun los hijos mayores necesitan ayuda y corrección… 

OTROS ESTÁN LEYENDO:

Niñera le rompe el brazo a niño de tres años porque se orinó en los pantalones
Preso intenta fugarse de la cárcel en un coche para bebés
Súper Beneficios del Carbón Activado Para tu Salud 

 

 

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus