4 cosas que te llenan de estrés y apenas hoy te diste cuenta

 

 Encerradas como prisioneras y viviendo abuso mental y sexual por parte de su propio padre, dos jóvenes de 19 y 16 años respectivamente pudieron al fin librarse de tan horrible tormento.

LEE:  ABUSADA POR MI PADRASTRO A LOS 7

Su padre mentía cuando la gente le preguntaba por sus hijas: “Se fueron a estudiar al extranjero” decía él. Pero la verdad era que ellas Vivian por así decirlo, como modernas cenicientas dedicadas tan solo a la limpieza y mantenimiento de la casa en la cual vivían encerradas, y donde obligadas a la fuerza tenían que satisfacer los bajos instintos de su abusador, en la conocida colonia San Pedro Mártir de la ciudad de México.

Hace unos días ellas vieron la oportunidad de escapar y la aprovecharon, denunciando inmediatamente al individuo a las autoridades. Su fortaleza para escapar fue que su padre no fuese a hacerle daño al bebe que una de ellas lleva en su vientre. Así lo es, como usted lo puede leer: El hombre también es el padre de su propio nieto.

La agradecemos a la fiscal Alicia Rosas Rubí el haber procedido de manera inmediata después de recibir la denuncia a través de un conocido de las jóvenes. La Fiscal Rosas instruyo de inmediato a los agentes a proteger a las jóvenes y a ubicar al individuo quien fue arrestado cuando los agentes lo vieron llegar a su domicilio.

hombres que violan a sus hijas

El nombre de tan nefasto ser es Ramiro Tapia Guzmán de 49 años de edad, y es probable que pueda recibir una condena de hasta 50 años si se le deja caer todo el peso de la ley.

Las hermanitas ya están bajo el cuidado de la procuraduría capitalina en donde están recibiendo atención médica y psicológica hasta que puedan integrarse a la sociedad de nuevo.

Les rogamos sus oraciones por ellas, que ya están libres del abuso, pero también oremos por todas aquellas jóvenes y no tan jóvenes, mujeres y varones que de alguna manera se han convertido en esclavos mentales y sexuales de personas sin escrúpulos. Existen muchos, si los hay, y pueden estar donde menos usted se imagine.

Si tú conoces un caso similar y quieras denunciarlo, acude a las autoridades y si no les tienes confianza acude a alguna iglesia o congregación en el lugar donde vives, que estamos seguros los pastores ahí tendrán los medios para hacer el caso del conocimiento de la autoridad correspondiente.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus