Trasplante de cabezas: Únete a la lista de espera

Miles de estudiantes salieron de sus escuelas por 17 minutos. Cada minuto en representación de un estudiante muerto trágicamente en el tiroteo de la escuela de Parkland, Florida.  

La protesta era en demanda de reglas más estrictas en cuanto a las leyes de porte de armas, pero una escuela en Virginia no quiso politizar un momento que se suponía debía servir para recordar las 17 vidas que fueron bruscamente arrebatadas. Así que organizaron un pequeño memorial y dedicaron esos 17 minutos a orar en lugar de protestar.

La Academia Cristiana Greenbrier se encuentra en Chesapeake, Virginia. Los estudiantes de Greenbrier quisieron reconocer a las 17 personas asesinadas en Florida sin manchar este tiempo de reflexión y duelo con aspiraciones y demandas políticas. 

“Solo queríamos darles a nuestros estudiantes una forma de honrar las víctimas y ser parte de la discusión nacional”, dijo Danielle Gullickson, directora de la academia. “Ellos no quieren ser usados como parte de la agenda política, sino más bien hacer algo para honrar a las personas involucradas y quienes sufrieron con esta tragedia”. 

La escuela armó un pequeño memorial usando 17 sillas. Cada silla tenía sobre ella una fotografía, un nombre, un clavel blanco y un lazo blanco. Cuando los estudiantes salieron de clases durante el tiempo de reflexión, se reunieron en diferentes áreas del campus a orar. 

“Creo que la oración es una herramienta ponderosa; creo que la oración forma parte del corazón, y creo que es bueno tomar un tiempo nuestro día para dolerse y respetar a las familias afectadas” dijo Jessica Ferebee, sub-directora de Greenbrier. “Pero creo también que la fe sin obras es muerta; es necesario también poner las oraciones en acción”. 

 

Más: ¿Eres desordenada? Mira qué revela el desorden de tu personalidad

Más: Habilidades INCREÍBLES que solo tienen los ZURDOS

Más: 13 mandamientos para una vida plena

Para Ferebee este simple memorial en la escuela resulto ser muy poderoso. “Ver esos estudiantes fue devastador; pude ver sus personalidades, su sonrisa en las fotos, y eso hizo que se volviera más real que 17 nombres en un pedazo de papel”. 

Greenbrier no fue la única escuela en alterar la campaña de “caminata”. Otras escuelas animaron a sus estudiantes a mejor “levantarse por caminar”. En lugar de salir de la escuela por 17 minutos, los estudiantes de la Escuela Preparatoria de Arbor en Michigan fueron instruidos a pegar notas con mensajes positivos y alentadores en los casilleros de sus compañeros. 

De manera similar, un maestro en la escuela secundaria de Arcadia en Virginia sugirió que los estudiantes que los estudiantes “se levantaran y se acercaran a otro estudiante que se sentara siempre solo y le pidieran que se uniera a su grupo” o que “se levantaran y se acercaran a alguien que nunca se ofrece como compañero voluntario y le ofrecieran ser el suyo”.  


Los estudiantes de Jacksonville, Florida, mientras tanto, escribieron cartas a 17 personas que ellos sintieran que no eran “notadas o apreciadas” con regularidad. 

Estos pequeños movimientos a lo interno quizás no son tan notables como miles de estudiantes saliendo de los edificios escolares, pero tienen el potencial de prevenir las tragedias incluso antes de que estas empiecen. 

Así como Ryan Petty, quien perdió a su hijo en el tiroteo de Parkland dijo, “Si realmente quieres detener el próximo tiroteo a una escuela levántate, no camines”. 

 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus