Beliefnet

Tomar café podría mejorar considerablemente tu salud

Unas 100 personas disfrutaban de la fiesta infantil el sábado 3 de mayo. Era el sexto cumpleaños de un pariente de Leída Josefina Pérez Morillo, miembro de esta comunidad. Estaban todos en el garaje de la casa al final de la avenida 11B de la urbanización Monte Bello. Las rejas estaban cerradas. Los invitados creían estar seguros. 

Cerca de las 9:00 de la noche del sábado, los cuatro hombres fuertemente armados gritaron desde el portón de la vivienda: "Abran la puerta, esto es un atraco", exigiendo a los dueños de la casa que les abrieran la puerta. Los invitados a la celebración se asustaron y comenzaron a correr desesperados por entrar al interior de la vivienda. En represalia, los maleantes comenzaron a dispararles a todos. Cerca de 35 niños inocentes corrieron peligro de muerte. Lamentablemente, cuatro personas fueron alcanzadas por las balas: Naily Berrueta, Nataly Pineda, Javier Méndez y Leída Josefina Pérez Morillo, una miembro de esta comunidad Dios Es Bueno. 

No fue hasta que los ladrones se alejaron huyendo, cuando se percataron de que Leída estaba en el suelo, inerte. De su cuello salía mucha sangre. Uno de los disparos había alcanzado su nuca. Leída fue trasladada en el carro de una sobrina al Hospital Militar, pero ya no tenía signos vitales. 

Los tres heridos fueron recluidos en otros centro de salud, en el Hospital Adolfo Pons y el Universitario de Maracaibo. Todos están fuera de peligro. 

Más tarde Elizabeth Morillo, hermana de la fallecida, explicó que a Leída no le gustaba salir; había salido de su casa para llevar a un sobrinito al cumpleaños: "La dueña de la casa es nuestra sobrina".  

Amigos y familiares no podían contener las lágrimas. Describieron a Leída como "una mujer muy especial". 

Estamos muy consternados por esta tragedia. Así como por la ola de violencia que azota a Venezuela. Descanse en Paz, Leída Josefina, quien era miembro de esta página Dios Es Bueno.

 

OREMOS POR VENEZUELA

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus