Beliefnet

Niño de 2 años casi cae desde la ventana en Rusia


Hanna Estrada, una verdadera princesa hija del Altísimo. Ella fue diagnosticada con UN TUMOR EN LA CADERA. Su padre Carlos Estrada de Hermosillo, Sonora, envió el año pasado este mensaje  para ti, miembro de esta página: 

 “Deseo pedirles su oración por mi hija Hanna Estrada. Ella cumplirá 8 años este 4 de diciembre. Desde el 31 de agosto no camina porque por UN TUMOR en su cadera. Tuvo que ser OPERADA. 

Seis semanas después nos llegó el resultado de la BIOPSIA... y NO FUE BENIGNO. Además, hubo METÁSTASIS EN COLUMNA Y CRÁNEO; su ojito sólo se abría un 20% o menos, y tuvimos que iniciar quimioterapias. Desde un principio empezamos a orar y a pedirles a muchos hermanos de diferentes denominaciones a orar al Padre que devolviera la salud a Hanna: la ungieron con aceite pidiendo que el Espíritu Santo la sanara, eran fuertes dolores en su espalda por los tumores en la columna. Eso me desgarraba, pero seguía confiando en Jesús y lo seguiré haciendo.

Al SEGUNDO día de quimio, es decir, un día después de la unción: su ojo se abrió al 100%, y a la semana me dijo la niña que el Señor Jesús LE DECÍA A ELLA que ya podía sentarse. Tres días después, se sentó sin dolor ¡para Gloria de Dios! Su ánimo está excelente, así como los resultados de laboratorio: plaquetas, glóbulos blancos y rojos. Esto me hizo recordar el Salmo 146: 

 "Feliz el que recibe ayuda del Dios de Jacob y ha puesto en El toda su esperanza... pues abrió los ojos a los ciegos y enderezo al encorvado". 

La semana pasada inicio su segunda quimioterapia. Desde este sábado ya está en casa recuperándose. Ella desde el 1 de septiembre ha estado componiendo cantos preciosos al Señor pidiéndole sanación. Creemos en la promesa del Señor, les pedimos se unan a nuestras oraciones, ¡Dios los bendiga! Vivimos en Hermosillo, Sonora EN MÉXICO... Dios Es Bueno!”, así concluye el mensaje que nos escribió el padre de Hanna. 


Hanna partió hoy con Cristo: está tranquila en los brazos de Jesús. 

Tu maravillosa vida sembró en millones de almas el deseo de amar a Dios, aun en medio del dolor y de la adversidad.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus