Beliefnet

A que no sabes qué pasa cuando alguien te mira fijamente a los ojos


¡Qué preocupación tan grande! 

Pero, es que efectivamente lo es. Mantener un cuerpo saludable, con toda la comida chatarra y con aditivos químicos que existen, es un reto a seguir. Pero, podemos entender “bajar peso” de diferentes maneras. Para algunos, bajar peso es matarse horas en el gimnasio; para otros, rebajar significa no desayunar o suprimir alguna de las tres comidas diarias.


Sin embargo, alguno de los métodos anteriores no son tan descabellados, exceptuando el suprimir alimentos. Ya que, cuando se elimina el desayuno, el almuerzo o la cena, el cuerpo actúa de formas increíbles para sustituir todas esas calorías que no se están suministrando, llevando a la conclusión: un cuerpo débil, enfermo y flácido.


¿Qué hacer entonces?  Lee mas abajo 

LEER:

COMO QUITAR MANCHAS DE LA CARA...

COMO ACLARAR TUS OJOS


La flacidez estomacal, en el vientre u otra zona del cuerpo, es el producto de una rebaja de grasa rápida, malos ejercicios o una inadecuada alimentación. Esto, hay que cambiarlo radicalmente. Y esa piel arrugada y caída, hay que eliminarla. Tanto por estética, como por salud.

El apetito es un elemento que no debe erradicarse, pero sí la ansiedad. No hay que confundir estos dos términos. Porque uno, se trata de las ganas sanas que el cuerpo tiene de absorber los nutrientes que aportan los alimentos. Y el otro, son las ganas que tiene el cuerpo de alimentarse con lo que sea. El cuerpo es inteligente, y actúa en consecuencia a lo que lo acostumbres. Si le das una mala alimentación, eso es lo que pedirá constantemente. Cambia ese hecho de inmediato.

Existe un remedio, que no solo te desarrolla el apetito. Sino que además, elimina la flacidez de la zona abdominal y otras partes importantes y claves de tu anatomía.

El remedio es el siguiente. Debes ubicar:
  • Cúrcuma en polvo. (La cantidad de una cuchara pequeña).
  • Agua hervida. (Un litro, preferiblemente).
  • Pimienta de Cayena. La cantidad de media cuchara pequeña).
  • Jengibre en polvo. (La cantidad de una cuchara y media).
  • Jugo de limón. (Cinco cucharadas).
  • Stevia o miel (Puede ser cualquiera. La panela es una buena opción).

Prepara de la siguiente forma:

Busca una jarra y vierte el litro de agua hervida. La misma, debe estar fría pero al aire libre. 

Evita la nevera para enfriar el agua. Toma una taza grande y vierte los ingredientes. De forma parsimoniosa, ve echando el agua y vas revolviendo, a modo de té. Esa mezcla, la engulles entera, pero úsala como un agua natural. Sustituye en el día, el agua que tomas regularmente, por ese preparado. Sobre todo, se recomienda hacerlo antes de comer. Intenta beberla completa, no dejes nada para el día siguiente, ya que ese mismo proceso, lo seguirás haciendo por una semana completa.

Los resultados, se evidencian de inmediato. Y no olvides que suprimir alimentos, es malo para tu salud. ¿Ya desayunaste?

COMO

Tengo problemas con mi vesicula y necesito remedios naturales

Y con mis problemas y achaques, esta es la mejor oración de sanidad que he encontrado

Mujer, dime como duermes, y te dire quien eres... entra aqui

NOTA DE ULTIMO MOMENTO ¡Que no panda el cúnico, medicos alarmados por esta semilla que adelgaza

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus