Beliefnet
“Andrógenos” es una hormona masculina que aparece también en las mujeres, pero un bajo porcentaje. Esta hormona es la causante de la aparición normal del vello femenino. Pero cuando los Andrógenos aparecen en gran porcentaje, entonces se produce el crecimiento del vello en las damas, en lugares donde en una situación normal, no deberían crecer. Como lo son: los brazos, espalda y cara.
 

Pero en esta última zona, para toda mujer, el crecimiento del vello siempre es motivo de vergüenza e incomodidad. 

La forma en que crece vello alrededor del comienzo de las orejas, cejas súper pobladas y la aparición de un incipiente bigote, desespera a las damas quienes lucha, porque estos pelos desordenados y mal ubicados, no aparezcan más.

Existen numerosos tratamientos que pueden resultar peligrosos y dolorosos. Y lo que es peor, una simple afeitada, hace que el vello crezca con mayor abundancia y mayor grosor. El terror nace cuando estos casos se dan, y las mujeres recurren a tratamiento láser, las dolorosas sesiones de cera para quitarlos y hasta cirugías faciales para no ver nunca más, esos molestosos cabellos.

Pero la naturaleza es muy sabia y para cualquier patología, existen remedios caseros que eliminan de tajo los problemas y ayudan a mejorar la salud. Cuando se trata de remedios para la piel, los preparados naturales, no solo erradican el mal, sino que colabora para lograr tener una piel sana y libre de impurezas.

La cara es una zona delicada, y la de una mujer, es la representación física de ella y de su belleza. Por lo que es necesario tratar la acumulación de andrógenos con recetas provenientes de la madre naturaleza y así, obtener resultados idóneos.

Naturistas apuestan por este remedio, el cual llaman como milagroso. Porque quita los vellos faciales en tan solo minutos y hace que no vuelvan a crecer. Es la receta salvadora de miles de mujeres en el mundo.

¿En qué consiste el tratamiento?

Pues, el mismo es una mezcla de miel, harina de avena y limón. La miel tiene propiedades fabulosas que hidratan la piel, la harina hace el efecto de limpieza profunda y el limón, es un perfecto antioxidante. Entonces, ubica tan solo dos cucharadas soperas de miel de abejas espesa (la más pura que encuentres), una cucharada de harina de avena y dos cucharadas soperas de jugo de limón.

Previamente, lava tu cara con agua tibia para que los poros de la cara se relajen y se expandan. Luego, con los ingredientes mezclados en un recipiente, tomas un algodón y lo mojas con el preparado y se pasa sobre toda la piel de la cara, frotando y sobando por varios minutos, hasta cubrirla toda.

En la zona donde existe la acumulación molestosa de bello, frota más cantidad y dejas reposar de 15 a 20 minutos. Al final, quitas con agua tibia.

Esto puedes hacerlo todas las noches, antes de acostarte y verás los resultados casi inmediatos, como si de un milagro de la naturaleza se tratara. Y en cierto punto, ella colabora para que los vellos se desaparezcan y la piel, recobre vida.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus