Beliefnet

ALERTA: Posible mega terremoto en los Estados Unidos y México en unas 72 horas (página 2)

Su enfermedad lo ha hecho sufrir discriminación y abandono, pero el Papa cambió su vida


El hombre con neurofibromatosis al que abrazó y besó el papa Francisco, el italiano Vinicio Riva, dijo que en ese momento sintió como si su corazón saliera de su cuerpo. El Pontífice le acarició toda la cara y le besó sin pensarlo, sin saber si era o no contagioso. "Mi enfermedad no es contagiosa pero él no lo sabía y simplemente lo hizo, me acarició por toda la cara y mientras tanto yo sentí solo amor", señaló. 

Vinicio Riva es de Vicenza, Italia, tiene 53 años y sufre una enfermedad genética denominada neurofibromatosis que ha provocado la aparición de tumores no contagiosos por todo su cuerpo. Y aunque en el momento del encuentro el Papa estuvo completamente en silencio, recuerda que el Papa se acercó y él le besó la mano, pero mientras, el Pontífice, con la otra mano, le acarició su cabeza. Después, le atrajo hacia sí en un fuerte abrazo, besando su cara. "Mi cabeza estaba contra su pecho y sus brazos me envolvían. Sólo duró un minuto pero a mí, fue eterno", dijo.

Riva acudió al Vaticano acompañado por su tía, Caterina Lotto, de 68 años. Ella les ayuda tanto a él como a su hermana, quien también padece la enfermedad pero en menor grado.


ME ENAMORÉ DE UN SACERDOTE... La historia completa

 

 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus