Beliefnet

10 Señales de que estás perdidamente enamorada

Si tienes perros en casa, una de las mayores preocupaciones es la llegada de la hora de fuegos artificiales. Porque las mascotas de la casa, sobre todo los caninos, suelen tomar esa hora, como la peor de sus vidas. Se alebrestan con los golpes y sonidos fuertes de la pirotecnia. Corren desesperados, tiemblan, algunos pueden llegar hasta sufrir ataques graves y se desesperan durante la recreación, aullando al cielo como si quisieran que los fuertes estruendos se detuvieran.
 

Esto se debe a que los caninos son sensibles en la parte externa de su cuerpo, como el pecho, lomo o espalda, patas y lo más importante: tienen una sensibilidad auditiva característica de ellos.

Por lo tanto, intentar calmar a la mascota de formas que se pueda controlar la presión, es lo que garantizará que los perros no se asusten en esas fechas. Y ahora que llega Diciembre y la despedida del año, es cuando debemos acatar mejor estos puntos importantes.

Existe un método que lo soluciona todo. Es un proceso de toques y masajes, incluyendo terapia auditiva, que se aplica al animal antes de las fechas que sabemos que lanzarán fuegos artificiales.

El método se llama “Tellington Ttouch”. Fue creado por Linda Tellingnton-Jones. Ella lo aplicó primero en los caballos, quienes son animales muy inteligentes y persuasivos. Y a veces, suelen descontrolar su temperamento. Con el éxito comprobado por el método, siguió aplicándolo en otros animales, llegando a la conclusión de que funciona en muchas especies.

Ahora el Tellington Ttouch es aplicado en los perros, sobre todo en las fechas de festejos donde las personas suelen festejar con fuegos artificiales. Si los humanos suelen ponerse nerviosos con sonidos  fuertes, mucho más pasa con las mascotas más apreciada de nuestro hogar.

Linda afirma que el Tellington se trata de una serie de toques, movimientos y sonidos (así como señas y lenguaje corporal), que ayuda a moderar el comportamiento de los animales. Esto también sirve para aquellos animales hiperactivos.

Este método está acompañado de una técnica que va a lo físico, usando un paño largo, tipo venda. Como los caninos son sensibles en el lomo y pecho, al colocarles una manta de forma no muy apretada y que no cubra las costillas, esto hace que ellos se sientan más compactos, seguros y cumple con la función de abrazo.

Pero existen unos consejos que se pueden seguir a la hora de que nuestro perro sea testigo de los fuegos artificiales.

  • Cuando comiencen los fuegos artificiales, deja a tu perro dentro de casa.
  • Dentro de la casa, mete a tu perro en un espacio apacible. Donde se pueda relajar.
  • Mantente cerca de tu perro. Que te vea y actúa normal. Si tu mascota ve nervios en ti, se convencerá de que algo anda mal, y caerá en estrés.
  • Trata de tener prendido un dispositivo que emita audio. Como un equipo de sondo con buena música o música alegre o un televisor.
  • Alimenta a tu mascota si puedes hacerlo antes de los fuegos artificiales. Es preferible que sea unas horas antes.
  • Si es de posibilidad, saca a tu mascota una hora para que se sienta agotado y feliz y pueda ver el exterior, antes de los fuegos artificiales.
  • Si tu perro te busca para buscar consuelo, hazle sentirse bien. Atráelo hacia ti, hazle cariños y háblale tiernamente.
  • Solo recurre a la sedación si tu mascota lo necesita por prescripción médica.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus