Beliefnet
La edad no fue un impedimento para que el hombre más viejo de Australia pusiera manos a la obra para ayudar a unos indefensos pingüinos que corrían peligro luego de un derrame petrolero. Es una historia bastante conmovedora.

Algunas personas piensan que cuando están viejas ya es demasiado tarde para poner un granito de arena en algo que beneficie al mundo. Pero para Alfred Date, el hombre más viejo de Australia, la edad no es ningún impedimento. Este longevo anciano de 109 años de edad, atendió positivamente al llamado de la Fundación de Pingüinos de la Isla Phillip, quien pidió a los pobladores locales que colaboran con los cuidados y atenciones requeridas por los pingüinos que habían sido afectados por un derrame petrolero.
La ayuda solicitada consistía en tejer diminutos abrigos para proteger a los pingüinos heridos. Fue entonces cuando Alfred Date, conocedor y experto del arte de tejer puso manos a la obra y se dispuso a colaborar en pro de estos indefensos animalitos.

HAZ CLIC AQUÍ Y MIRA ¡QUÉ COSA TAN LINDA! ¡NO VAS A CREER QUÉ LINDO SE VEN ESTOS PINGUINITOS CON SUS ABRIGUITOS PUESTOS...! ¡¡¡BELLOS!!!

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus