Beliefnet
Durante la ceremonia religiosa por la boda de su hija, Philip dirigió un emotivo discurso a su futuro yerno. En una ocasión tan especial, en que un padre debe darse cuenta de que su pequeña ha crecido y madurado lo suficiente como para querer formar su propia familia, las emociones están a flor de piel. El discurso que este padre emocionado brinda, dirigido a quien desde ese momento se llevaba su preciado tesoro, conmueve a todos los presentes y enseña que el amor es la fuerza más poderosa del mundo, la fuerza que puede lograr milagros y otras cosas maravillosas en la vida. LEER MÁS, CLIC AQUÍ

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus