Beliefnet


Sin más comentarios, más que el gozo de recordar tiempos cuando nuestra inocencia no ponía diferencias ni límites a nuestros semejantes.

Dios nos permita ver que un día en su presencia, con una nueva inocencia: todos podamos cantar a Jesús... y, ¿por qué no? Tal vez, El Chavo del Ocho nos haga coro allí...

Recuérdalo, todos los días, una palabra de fortaleza para ti.


LEE TAMBIÉN ESTAS NOTAS DE FORTALEZA Y COMPÁRTELAS:


El espejo de Dios El poder de Dios está en ti El te librará de todo mal
El espejo de Dios

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus