Beliefnet

Misterioso Comportamiento De Chimpancés Podría Probar Su Creencia en Dios.

Su nombre es Stephen Odom. Tiene 28 años de edad y vive en Houston. 

Stephen es ahora fotógrafo y músico asistente de producción, pero cuando era un estudiante de secundaria usó drogas "recreativas", que lo llevaron a una adicción devastadora. Para cuando tenía 22 años, ya Odom bebía mucho: un galón de whisky cada dos días, toneladas de pastillas y otras drogas que le estaban llevando a la muerte. 

Su fin era evidente, así que su terapeuta le dio una opción, de esas que son “sí o sí”. Le dijo: "Vas a rehabilitación o dejo de verte". Su ultimátum resultó, Odom se internó en una clínica en la que ofrecen un programa de rehabilitación para pacientes hospitalizados. 

Quería y debía perder peso. Odom siempre había tenido problemas de sobre peso, pues era gordito cuando chiquito, a pesar de que había perdido peso en la escuela secundaria utilizando la famosa dieta Atkins, ganó mucho más del peso perdido con su adicción, ya que le daba igual lo que comía.

Así que Odom, con casi 300 libras y una vida en completo desorden, debía dejar sus adicciones y bajar de peso para estar saludable. Él no sabía mucho sobre cómo comer saludablemente. Tampoco nunca comió ensalada en su vida ni hizo ejercicios, conque para él fue muy duro el cambio. 

"Fue un poco raro. Fue una tarea de proporciones enormes", cuenta Odom. Pero este chico se dio cuenta de que si podía estar sobrio un día, podría bajar de peso de la misma manera. Odom no consultó con un especialista en nutrición, tampoco buscó a un entrenador que le ayudara a perder peso: simplemente se inscribió en un gimnasio. 

Estamos conscientes de que en internet hay mucha información que la gente utiliza a manera de consulta. Realmente, es muy riesgoso empezar un nuevo régimen alimenticio y comenzar a hacer ejercicios sin consultar antes con un especialista de la salud. Tu corazón, aunque seas joven, quizás no ande muy bien; y someterte a una rutina de ejercicios sin una consulta previa, simplemente es peligroso. 

Odom siguió haciendo cambios en su vida: aprendió a cocinar y ahora se prepara comidas saludables cada semana. También comenzó a andar en bicicleta para ejercitarse y despejar su cabeza. 

Hace un par de meses armó un programa de entrenamiento con pesas utilizando una aplicación fitness. Ahora hace una rutina de ejercicios con pesas un par de veces a la semana. 

En cuatro años Odom ha perdido más de 125 libras. La verdad es que admiramos la fuerza de voluntad y determinación de este joven. Es un joven terco, pero ingenuo. No se informó pero pudo hacerlo. Si él pudo lograrlo, tú podrás hacerlo. Él explica que al principio puede llegar a ser desalentador, pero una vez que pongas a rodar la pelota, se empieza a ser una especie de "clic" en tu mente y en tu cuerpo. MIRA LAS IMPACTANTES FOTOGRAFÍAS DE SU CAMBIO


HAZ CLIC AQUÍ PARA VER A ODOM ANTES Y DESPUÉS

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus