Beliefnet

Este pequeño niño nos explica, con toda su inocencia, cómo es el procedimiento para donar médula ósea. ¡Es muy conmovedor! Donar médula no es peligroso, no duele. 

“Hay que soplar muy fuerte para que no te duelan los pinchazos. Me ponen la tirita para que no se vaya la sangre… ¡Y listo!”,  dice Daniel al explicar el proceso de donación de médula ósea. Daniel tiene cuatro años y padece leucemia.

  

Es muy importante la difusión de este vídeo. El mismo fue realizado por un grupo de voluntarios de "Unidos por la Médula", quienes buscan educar a las personas y a la vez hacer que pierdan el miedo a donar, pues algunos piensan que es muy doloroso. 

Daniel enfermó cuando tenía dos añitos. Es el protagonista del vídeo, en el cual coopera con mucho entusiasmo para aumentar el número de donantes en el mundo. Apenas uno de cada cuatro pacientes, necesita ese trasplante y tiene un donante familiar; pero algunos no pueden contar con un donante de la familia por lo que la donación de médula es su única esperanza.



¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus