Almorzaba con esta indigente todos los martes hasta que un día ella le confesó algo difícil de creer

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus