Beliefnet

¿Cómo será tu bebé? ¡Averígualo con este TEST!


 

Los padres de la pequeña Jess Kerr, deben resucitarla unas cinco veces al día. Esta es la historia de una familia que lucha contra un extraño síndrome.

 

La pequeña Jess sufre de un extraña condición llamada Síndrome de Patau. Esta condición hace que la pequeña olvide respirar y se ponga inevitablemente azul.

 

El Síndrome de Patau fue descubierto en 1960, por el doctor Kaluss Patau. Los bebés afectados por dicho síndrome mueren al poco tiempo de nacer, la mayoría sólo llega a los 3 meses. También se cree que entre el 80-90% de los fetos que padecen este síndrome no llegan a término. Sin embargo, para sorpresa de los doctores, Jess ya cumplio un año, y todo gracias a la dedicación de sus padres, quienes están pendientes de ella las 24 horas al día, los siete días de la semana.

 

Esta es una historia conmovedora, los padres para poder mantener con vida a su pequeña hija tienen que vigilarla constantemente y, cuando Jess olvida respirar, lo cual sucede al menos cinco veces al día, sus padres tienen que darle respiración.


A Melanie y a Simon, padres de la bebé, se  les informó que su bebé podría presentar problemas cuando la madre tenía 14 semanas de embarazo, tras realizarse algunos análisis. Lamentablemente, no fue hasta su nacimiento cuando los especialistas diagnosticaron su condición.

 

Hoy Jess ha superado el pronóstico y ya cumplió un año de vida. La familia espera recaudar fondos para poder financiar los innumerables estudios e investigaciones que deben realizarle a la pequeña.

 

Dios bendiga a estos padres y a todos los padres que  atraviesan circunstancias similares. Que el Todopoderoso les de la fuerza y los medios necesarios para salir adelante.






TE PUEDE INTERESAR:

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus