Beliefnet


Otra historia de la vida real…

 

Trabajaba como camarera en un centro de salud donde el trabajo era bastante agotador. Razón por la cual, yo particularmente, me quejé en varias oportunidades; sin obtener ningún tipo de apoyo de parte de mis superiores.

Al poco tiempo de mi ingreso comencé a presentar molestias en el hombro por una lesión que la empresa no reconoce. A raíz de situación, me postulo como delegada de prevención, a petición de mis compañeras de trabajo. Esto con el propósito de hacer presión en defensa de nuestros DERECHOS que como trabajadoras tenemos, ya que estábamos   prácticamente solas a la deriva y decidí asumir ese reto. Hasta allí todo iba bien, gracias al apoyo de los trabajadores quedé electa entre los delegados de prevención. Bueno, así que me dispuse a iniciar el trabajo en defensa de los trabajadores; el propósito era mejorar las condiciones de trabajo y así evitar la sobrecarga de trabajo que nos afecta física y psicológicamente, debido al estrés. A partir de ese momento se inicia una guerra civil entre los representantes del patrono y mi persona como representante de los trabajadores. La verdad es que no sé de qué se valieron, pero colocaron todo el personal en mi contra. El mismo personal que meses atrás me apoyó en la elección de delegados.

A causa de mi lesión, la empresa decidió reubicarme o aislarme en cuartucho de 2 mts de ancho x 3 mts de largo acompañada de dos lavadoras y dos secadoras, ya que allí funciona el área de lavandería; la cual está ubicada en el estacionamiento. Esto lo hicieron con el propósito de aislarme del personal y lo lograron, ya que prácticamente no me dejaban salir de allí. Siempre me mantenían ocupada y a las trabajadoras le prohibieron que se acercaran allí.

Amigos de esta comunidad, debido a esa situación caigo en un estado de depresión; y en medio de esa depresión y la soledad como compañera hubo un día que me propuse a dibujar a JESÚS en la cruz. En ese momento pensé que esa experiencia vivida era muy parecida a la que vivió Jesús, cuando estuvo en este mundo hecho carne. En ese momento me sentí crucificada igual que mi Señor Cristo Jesús. El médico de la empresa al ver mi estado de salud, me refiere con un médico psiquiatra; quien me da de baja temporal y luego me da la incapacidad. Pienso que esta doctora me la puso DIOS en mi camino y de una cosa estoy segura que fue mi Señor Jesús quien me liberó de ese mundo de oscuridad y de tinieblas; de ese mundo de esclavitud y de muerte; ahora lo sigo a él, a JESÚS, y lo declaro como mi JEFE Y SALVADOR. En la actualidad sigo atada a la empresa la cual pretende que yo retome mi cargo, el mismo de donde mi Señor JESÚS me liberó. 
¿Qué debo hacer ante esta situación? ¡ AYÚDENME!

 

Mira estos otros problemas,  Y... ¡AYUDA!:

Cuéntanos tus problemas: Necesito Ayuda

¿Es verdaderamente malo consultar con una adivina?

De bruja adivina a sierva de Dios

Confesiones de madres adolescentes solteras



CLICK AQUI PARA EMPEZAR A LEER, LAS CONFESIONES DE PECADOS OCULTOS. ADVERTENCIA: CONTENIDO NO APTO PARA MENORES DE EDAD. ESTO PUEDE SER MUY OFENSIVO PARA ALGUNAS PERSONAS (SOBRE TODO PARA AQUELLAS QUE SE SIENTEN MÁS JUSTAS Y MEJORES QUE LOS DEMÁS). Clic con precaución.

 

 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus