Beliefnet

Reflexión y palabra de Dios para este miércoles

Radamenes es un lindo gato negro que hace un tiempo estuvo al borde de la muerte, las personas que lo encontraron en la calle lo llevaron a una clínica veterinaria en Bydgoszcz, Polonia, para que le colocaran la inyección para ponerlo a dormir, pues una terrible infección respiratoria lo estaba haciendo sufrir demasiado.

Gato enfermero

Un giro del destino haría que los médicos de la clínica decidieran darle una oportunidad, pues aun cuando Radamenes estaba tan débil les ronroneaba a los doctores, como suplicándoles por ayuda.

Gato enfermero

Los médicos de la clínica decidieron salvarle la vida, y Radamenes como un buen Gato agradecido ha sabido devolver el favor, pues ha dedicado su vida ahora al cuidado de todos los animales que son operados en la clínica.


Gato enfermero

Como si fuese el enfermero de la clínica se le puede ver al hermoso gato negro, dándole cariño, caricia e incluso limpiando las heridas de las mascotas que llegan para ser intervenidas en el centro asistencial.

Gato enfermero

Siempre va al lado del animal, y como si fuese su amigo de toda la vida, se queda ahí, dándole calor y apoyo.

Gato enfermero

El gato se ha convertido en una celebridad entre los amante de las mascotas en su ciudad, pues su historia se ha ido difundiendo de persona a persona, por lo que no es de extrañar que muchas personas pasen por la clínica a verlo trabajar.

Gato enfermero
Ahora Radamenes es un gato feliz y saludable, que vive como mascota de la clínica y que de manera única decidió a ser un sanador más junto con sus nuevos dueños.

Gato enfermero

Un acto de amor de parte de los médicos trajo consecuencias maravillosas para la clínica, y obviamente un nuevo hogar cálido y cómodo con muchos amigos para conocer día a día para el amoroso gato enfermero.

Gato enfermero


Fuente Original: tvnmeteo.tvn24.pl

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus