Beliefnet

Esta historia te conmoverá hasta las lagrimas: La valiente lucha de un padre joven contra el Melanoma.

MIRA EL VÍDEO DONDE HABLA LA PASTORA AL FINAL DE ESTA NOTA


Colombia- Tremenda controversia se ha armado en Colombia, después que la pastora María Luisa Piraquive, fundadora de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, afirmara que, "Los discapacitados físicos, no pueden pararse en un púlpito y predicar, por razones estéticas". 

La pastora Piraquive, quien es la madre de la senadora Alexandra Moreno Piraquive, habla en el video en contra de las personas discapacitadas. Ella explica las razones de por qué una persona sin un ojo o sin brazos, no puede predicar el evangelio. 

“Si ven el predicador sin un brazo, no se van a agradar mucho. Por la conciencia, otros dirían por estética, no lo ponemos en el púlpito”...


Evangélicos menosprecian a discapacitados

¡NO! Esta pastora discriminadora, llena de odio e ignorancia,  no es la única. En muchas iglesias hemos visto  -con nuestros propios ojos-  como interpretan, como una maldición de Dios el haber nacido con alguna discapacidad, enfermedad; o a  la pérdida o parálisis de miembros, etc. Incluso, a veces hasta contra las mujeres y hombres estériles.

Esa forma de pensar es la misma de Adolfo Hitler, y él mando matar a muchas personas con discapacidades y enfermedades mentales. 

Si es verdad que en ocasiones el Antiguo Testamento en la Biblia también discrimina contra personas con discapacidad o enfermedad, por ejemplo: la lepra. E incluso, hasta en contra de mujeres en periodo de menstruación. Pero es aquí donde entra la inteligencia y el verdadero conocimiento. Muchos evangélicos, haciendo uso de una vil ignorancia, interpretan como mandamiento y ley cada letra y línea del antiguo testamento; y a veces del nuevo, cuando en realidad, deben de entender, que ahí está escrito simplemente para que sepas lo que en aquel entonces sucedió; pero no para que lo interpretes como mandamiento, regla o ley. (Judas fue y se ahorco... ¿Harás tu lo mismo?)

SI alguien está en contra de esto que escribo, yo te diría: “No seas necio, si hacemos una revisión de tu vida, encontraremos muchos mandamientos del antiguo testamento que no practicas. Es más, ni siquiera sabes que existen porque, o sólo repites lo que oyes o sólo lees lo que te conviene.

El hecho de que durante el Exudo, el pueblo de Israel se ajusto a muchas cosas que hoy parecerían infames e inhumanas, no significa que lo tengamos que hacer ahora. Aquellos eran días difíciles, sin ley en el mundo. Días de perversión, días donde la muerte y la enfermedad arrasaban países enteros en un día.  

¿No me crees?   Entonces, ¿qué esperas para apedrear a tus hijos, o a los del vecino? El Antiguo Testamento dice que hay que apedrear a los hijos desobedientes. O… ¿Por qué no te apedreamos a ti?  El Antiguo Testamento dice que hay que apedrear al que blasfema contra Dios, y de seguro: de palabra, pensamiento o acción, ya has blasfemado alguna vez en tu vida.

¿Te gustan los camarones? El Antiguo Testamento los prohíbe. 

Si  tan siquiera los judíos de hoy practican todas esas cosas. Todas ellas fueron muy específicas para un tiempo específico. 

Así que, hoy sabemos que las personas con discapacidades son personas normales. Tienen alma, corazón, espíritu, emociones. Aman y quieren ser amados. Los necesitamos y ellos nos necesitan a nosotros. Cualquiera que piense que una persona con discapacidad está así por castigo o maldición, el que así piensa  es un ignorante, sin corazón que no conoce a Cristo Jesús. Siempre recordemos que debemos de predicar a Jesús, y no perder el tiempo en "predicar" odio y maldiciones imaginarias.  Obviamente, existen extremistas ignorantes, que rayan en la esquizofrenia y la enfermedad mental; quienes en vez de hacer algo productivo, pierden el tiempo buscando su razón de ser y vivir. Criticando y esparciendo odio e ignorancia a través de las redes sociales. Personas que critican y escriben basura, pero no tienen ninguna manera de comprobar, ni de respaldar lo que escriben y dicen. Ellos escriben y predican que los discapacitados están bajo maldición, cuando ellos mismos viven una vida confusa llena de odio y miseria. ¡Ah! Pero estos ignorantes se sienten como héroes en las redes sociales cuando escriben la basura que sale de su corazón. No es lo que entra a la boca lo que ensucia el corazón, es lo que sale de la boca (o de la mente, cuando se escribe). Eso es lo que en realidad pudiera ensuciar el corazón. 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus