Beliefnet

Dile Adiós A Los Puntos Negros. No Te Puedes Perder Este ¡Sencillísimo Tratamiento Casero!

Los piojos. Esos molestos y peligrosos seres pequeñitos que viajan de cabello en cabello, de cabeza en cabeza, en los colegios e institutos de menores de edad. Esos micro animales Chupa Sangre, son el problema de todo padre y el sufrimiento de todo hijo cuando estos últimos, están en edad de escuela.

Los piojos son la pesadilla de cualquier niño en edad escolar, además de la insoportable picazón y de lo antihigiénico que lucen, los piojos son casi como parásitos difíciles de eliminar.

En la actualidad, existen miles de productos dedicados a quitar los piojos de la cabeza de los niños. Pero la mayoría de estos productos, se trata de potenciales venenos que entran en contacto con la piel del cuero cabelludo, haciendo que nuestros hijos también se expongan a los componentes de estas potentes fórmulas.

Hay padres y representantes, que optan por cortar el cabello, recurrir a insecticidas (sí, los que se usan para erradicar mosquitos). Pero al final, ninguno de estos tratamientos funcionan y los piojos o las liendres, regresan.

Por lo tanto, existe la naturaleza de sabia como siempre, que hace maravillas cuando se trata de eliminar estos molestos insectos de la cabeza. Este remedio casero que se explicará a continuación, es uno de los mejores del mundo y es efectivo de forma rápida, evitando la contaminación, y la exposición a poderosos químicos.

                                              

Si en tu casa existen infantes con este problema, entonces presta atención:

Ubica: 

  • Listerine o enjuague bucal.
  • Champú.
  • Vinagre
  • Una bolsa (del tamaño suficientemente para que la cabeza de su hijo pueda introducirse en ella).
  • Un delantal o alguna prenda que pueda ensuciarse.
  • El peine especial para retirar los piojos. Si no lo conoces aún, se trata de un peine fino con doble cerdas que puedes ubicar en cualquier supermercado.

Realiza:

Primero, debes colocarte la ropa especial o el delantal para no ensuciar tus prendas. Como si fueses a pintar el cabello de tu hijo. Luego, moja el pelo vierte enjugue bucal o Listerine. Restriega y has masajes circulares por todo el cabello y por todo el cuero cabelludo. Recuerda echar detrás de las orejas, en el cuello y la parte frontal, que es donde se acumulan más los piojos.


  • Deja reposar el enjuague bucal por una hora y cubre el cabello de tu hijo, con la bolsa plástica que ubicaste anteriormente. El enjuague actúa sobre los piojos de forma mortal. Por eso, al retirar la bolsa, verás a esos molestos animalitos sin vida.
  • Ahora, procede a sacarlos. Esto lo haces con el peine especial. Pero antes: debes enjuagar el Listerine con vinagre. Este vinagre, debes dejarlo por una hora también, para que las liendras (que son los huevecillos de los piojos) salgan afectadas de igual forma.
  • Cuando pase la hora con el vinagre, retira la bolsa de tu hijo y lávale el cabello con champú y mucha agua.

Si piensas que los piojos regresarán a molestar a tus pequeños, debes saber que el vinagre ayuda a quitar el humor por estos animales, así como también, preservar el cuero cabelludo y mejorar el aspecto del cabello.



¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus