Descarga GRATIS! Imágenes con frases cortas para enamorar

Está comprobado que la sandía es una fruta altamente beneficiosa para el ser humano. Es una fruta llena de jugos, lo que refresca el organismo, por eso es buena para ingerirla en días calurosos. Por lo general, suele comerse para ayudar a digerir bien los alimentos y posee otros increíbles beneficios para tu salud.

Pero la sandía o patilla tiene una particularidad: sus semillas, las cuales están en toda su pulpa, contienen mucho más propiedades que el rojo comestible de la fruta. Con esto no quiere decir que deseches la pulpa y comiences a masticar semillas. No, lo que queremos decir es que debes botar las semillas porque estas contienen múltiples beneficios que previenen enfermedades en la piel, ya que son altamente antioxidantes; contienen vitamina B, lo que ayuda a evitar accidentes cardiovasculares; eliminan cálculos en los riñones, cuidan la piel del rostro, evitando granos y la aparición de acné en la adolescencia. Las semillas de sandía son buenas para evitar que aparezca la disfunción eréctil... ¡Sí, funciona como un viagra natural!  Un compendio de beneficios que no pueden pasar desapercibidos.

Presta atención a esta receta, y mejora tu calidad de vida con las semillas de sandía.

Debes hacer un polvo con las semillas de la fruta.

- Toma treinta semillas de patilla y colócalas al sol para que se sequen, hasta que suenen huecas o como cascanueces.

- Esas semillas secas las puedes moler en un buen procesador de alimentos o en un mortero mediano, hasta generar un polvo de ellas.

- Hierve este polvo en dos litros de agua durante quince minutos.

- El agua resultante, déjala enfríar. Bebe como agua normal por dos días. Detente al tercer día. Y continúa. Siempre debes detener la bebida cada dos días. Y puedes ingerir esos dos litros de agua por dos semanas.

Con esto, tu organismo lo agradecerá. A través de la orina expulsarás todas las toxinas o residuos que afectan tus riñones y limpiarás tu sangre.


¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus