Beliefnet

Era 1977 cuando Amanda Scarpinati, que apenas era una bebé, fue tratada por quemaduras de tercer grado en un hospital de Albany. Ella había caído de un sofá y encima de un humidificador que se estaba utilizando para tratar su neumonía.


Aquí es donde unas fotografías tomadas por el informe anual del centro médico la muestran en los brazos de una joven enfermera, envuelta en vendas de gasa y mirando a la cámara.

Mantuvo las fotos durante casi cuatro décadas, sin saber quién era la enfermera que la sostenía.

Al sufrir burlar mientras crecía por estar "desfigurada por las quemaduras", Amanda miraba las imágenes en blanco y negro de una mujer que nunca conoció y la hacían sentir mejor.

Ella intentó identificar a la enfermera en la fotografía hace 20 años, pero el fotógrafo, Carl Howard, no registró quiénes eran los personas en las fotos. A principios de este mes, puso las fotografías en Facebook, por sugerencia de un amigo.

A las 12 horas, se había vuelto viral con mas de 5.000 compartidos en todo el país y estaba en las noticias de la televisión local la mañana siguiente. Amanda quedó asombrada.

Dentro de las 24 horas, una ex enfermera del Albany había identificado la imagen. Angela Leary envió a Scarpinati un mensaje que decía que la enfermera era Susan Berger, quien tenía 21 años y acaba de salir de la universidad cuando se tomó la foto.

Las dos mujeres fueron finalmente presentadas el martes. Cuando se entrevistó a Berger dijo:  "No sé cuántas enfermeras podrían tener la suerte de tener algo como esto, que alguien te recuerde todo ese tiempo. Me siento privilegiada de ser una representante de todas las enfermeras que cuidaron de ella en los últimos años."

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus