Beliefnet

Muere Fisicoculturista Británico Que Tomaba Hasta 8 Bebidas Energetizantes al Día...

CONTINUACIÓN


VOLVER AL INICIO DE ESTA HISTORIA, CLIC AQUÍ


"Quiero comprar un milagro", le dijo al farmacéutico, quien no entendía lo que decía esta niña con cara de ángel.

Al ver que no le entendía, le explicó: "Mi hermano se llama Andrew y algo malo le ha estado creciendo en su cabeza. Mi papás dicen que sólo un milagro puede salvarlo, y yo quería saber cuánto cuesta un milagro".

El farmacéutico se quedó mirandola por un momento, y en voz baja le dijo: "Lo siento, niña, pero no vendemos milagros aquí", y agregó: "Por desgracia, no puedo ayudarte". Tess con toda la inocencia del mundo le contestó preocupada: "Por favor, tengo dinero. Si no es suficiente, conseguiré más. Sólo dígame el precio". Luego, el hermano del farmacéutico se acercó a la niña, se inclinó y le preguntó qué tipo de milagro necesitaba Andrew. "No sé", admitió la niña. "Pero necesita una operación y mi papá no puede pagarla, así que lo haré yo", y le mostró su alcancía.

"¿Cuánto dinero tienes ahí", le preguntó el hermano del farmacéutico. "Un dólar con once centavos", contestó la niña. El hombre río y dijo: "Qué casualidad, ese es el precio exacto de lo que cuesta un milagro para tu pequeño hermano", y tomando el dinero ayudó a la pequeña a regresar a casa.

Cuando llegó a la casa, la familia se enteró de que el farmacéutico era un reconocido neurocirujano y se ofreció a operar a Andrew sin cobrar un centavo. La familia no podía expresar con palabras lo que acababa de pasar, pues nadie esperaba eso. Ellos sólo se preguntaban cuánto costaría realmente la operación que salvaría la vida del pequeño Andrew, pero Tess sólo sonrió, pues sabía que ese milagro le costó un dólar con once centavos.

VOLVER AL INICIO DE ESTA HISTORIA, CLIC AQUÍ






Mira Porque Es Peligroso Dejar Al Lado De Nuestra Cama Agua Para Tomar...

Elimina La Grasa Abdominal En Una Semana Con Esta Rica Bebida

Esto Es Lo Que Dice Las Uñas Sobre Tu Salud. ¡Atento A Esta Información!

Cuando Regreso a Casa, Este Soldado Se llevó Una Gran Sorpresa...

Mira Que Pasa Cuando Comes Ajo Sin Tener Nada En El Estómago...

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus