Beliefnet

 


Mi abuelo murió a los 101 años. Para mí fue un niño travieso durante toda su vida. Celebraba cada acontecimiento del día como si fuera algo especial, algo único e irrepetible; aunque para mí fuera lo más cotidiano de esta vida.

La señora que te presentaremos en esta inspiradora historia también tiene 101 años. Su nombre es Albina Foisy, y se ha hecho famosa en Internet gracias a las imágenes grabadas por Armand Foisy, su hijo. 

Habían decidido dar un paseo y estaban dando la vuelta cuando el hijo se sorprendió al escuchar que la puerta trasera se abría y su madre salía del auto. La siguió intrigado para luego, con cámara en mano grabar unos de los momentos más inolvidables de la familia: la señora se puso a jugar con la nieve, emocionada como si fuera una niña pequeña.

"Cuando se tiene a una madre de 101 años, siempre es buena idea tener una cámara cerca para estos momentos especiales", dice Armand evidentemente conmovido por la escena.

Albina, al igual que mi abuelo, fue autosuficiente hasta que cumplió los 100 años. Pero según mi abuelo, algo pasa al cumplir los cien, ya como que el cuerpo te pesa, no es igual. Pero la fuerza y la alegría siguen intactas. Es como si tu cuerpo se dividiera en dos: una parte permanece incólume, mientras la otra muere lentamente…
Albina vive ahora con su hijo, quien asegura que su madre aún cuida de sí misma, y que su alegría por la vida no ha disminuido nada de nada. Mira el vídeo y aprende a ver la vida de otra manera...

¡MIRA EL VÍDEO AHORA!

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus