Beliefnet

Shi Zhuo un cirujano especializado en pediatría de este hospital, sostuvo entre sus piernas a esta niña para tratar de calmarla quien no paraba de llorar.

El cirujano tomó su celular, y comenzó a mostrarle a la pequeña caricaturas; así logró que la niña parara de llorar.


Según informes médicos, esta niña sufría de una condición persistente en su corazón; por eso, tan pronto entró a la sala de operación, comenzó a llorar sin parar.

El cirujano encargado en hacerle tal cirugía tomó a la niña, la sentó en sus piernas y le mostró caricaturas para calmarla. El resultado fue positivo, luego de que se calmara la lograron anestesiar para proceder a operarla.

Un anestesista del hospital fue el responsable de tomar las fotografías, la cual la colgó en las redes sociales de China y se esparció muy rápidamente por todas partes.

El médico aseguró que al llorar la niña él junto con ella comenzaron a buscar a su padre, pero como no aparecía decidió calmarla con sus propios medios.



El padre de la pequeña manifestó su agradecimiento al cirujano plástico, luego de enterarse de las fotografías. Agregando que agradecía al doctor por cuidar de su hija.

Este tipo de actos demuestra que existen muchas personas buenas en el mundo. Seamos un ejemplo a seguir, así como el doctor, Shi Zhuo.

El papel de un cirujano plástico es de asistir medicamente a las personas, pero a pesar de ello este hombre no se limitó a atender sentimentalmente a esta niña. 


¿Ya viste la nota del bombero que calma a un niño víctima de un accidente con la película "Happy Feet"? HAZ CLIC AQUÍ PARA VERLO

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus