Beliefnet

LONDRES, Inglaterra- El mensaje de texto de un niñito escrito en un celular con su básico conocimiento del idioma inglés fue suficiente para que se iniciara una búsqueda que logró salvar la vida de 15 migrantes que quedaron atrapados en un camión en Inglaterra.

En el mes de marzo Liz Clegg y otros voluntarios distribuyeron cientos de teléfonos celulares a niños que vivían en el campamento para inmigrantes en Calais, Francia. Los voluntarios les programaron un número para que pudieran llamarlos en caso de emergencia.

A poco menos de un mes, un mensaje apareció en el celular de la voluntaria Clegg, quien en ese momento se encontraba en una conferencia en Nueva York. La voluntaria quedó pasmada al recibir el mensaje de Ahmed, un niño afgano de siete años de edad, que decía: 



"Nesito ayudo condutor no para carro no osíjeno. No ai señal. Estoi en contenedor. No es mendira. Juro por Dios".





Su instinto le advirtió que Ahmed no estaba mintiendo, y este no le iba a enviar ese mensaje a menos de que no estuviera en peligro. Así que, de inmediato llamó a ... CONTINÚA EN LA PÁGINA SIGUIENTE

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus