Beliefnet

Impresionante Testimonio. Cantante cristiano es asesinado y Dios lo resucita

Photo: Julie Fitzgerald (ABC)

Para una madre, una fotografía de un hijo es un tesoro: nos gustaría tener un recuerdo grabado en una foto de cada cosa que hacen. Sin embargo, Julie Fitzgerald nunca imaginó que una simple fotografía de su hijo tuviera tanta importancia. 

Julie tomó esta inocente foto a su hijo Avery, en seguida se dio cuenta de que uno de los ojos de su bebé tenía un aspecto extraño; no tenía la típica mancha color rojo del flash, sino que ésta era de color blanco. 

Ella cuenta que probablemente se dio cuenta de que cuando observaba a su hijo a cierta luz podía ver algo en la parte posterior de su ojo. La madre llevó al pequeño al médico, quien le confirmó sus sospechas: su hijo tenía cáncer.

El pequeño Avery fue examinado por varios doctores, quienes diagnosticaron una retinoblastoma, lo cual es un tumor canceroso que se desarrolla en la retina. 

El ojo de Avery tuvo que ser removido, pues seis semanas atrás eran simples tumores que luego se convirtieron en cáncer en su ojo. Aún así, esta madre descubrió el cáncer a tiempo. 

Avery tiene sólo dos años y pudieron salvar su vida gracias a esta imagen y al instinto de una madre.


- ¡MILAGRO! NIÑO DE 1 AÑO SOBREVIVE A UNA CAÍDA DE 11 PISOS

OTRO MILAGRO MARAVILLOSO... UN NIÑO DE 4 MESES SOBREVIVE FUERA DEL VIENTRE MATERNO

BEBÉ REGRESA A LA VIDA

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus