Katerina Getsevich sentía un fuerte olor a podrido que salía de su pequeña hija, Accurisa, una hermosa bebé de tan solo 18 meses. Al inicio la madre pensó que se trataba de algo sencillo, algo que con un buen baño se quitaría. Pero no fue así, el olor persistía.

La madre revisó a la bebé y no notó nada extraño. El mal olor aumentaba con el tiempo. Pasaron varias semanas, hasta que la llevó al doctor con la esperanza de descubrir qué le pasaba a su bebé.

Durante su primera visita el doctor no notó nada fuera de lo normal, por lo que le diagnosticó un resfriado y le recetó antibióticos.  Pero en su segunda visita los síntomas empeoraron.

La segunda visita al médico reveló el problema

El doctor la examinó y notó algo extraño alojado en su nariz. El hallazgo fue sorprendente: un pedazo de esponja putrefacta era la responsable del terrible mal olor que desprendía la niña.

¿Cómo podía ser posible? ¿La niña presentó algún síntoma?

Casos como estos son más frecuentes de lo que piensas. Es increíble el número de casos en los que los niños pequeños se introducen objetos en los oídos o en la nariz. De hecho, también es común que coman cosas alarmantes.

Según The Sun, la bebé estornudaba mucho y estaba congestionada. La niña presentaba síntomas de un resfrío, pero lo que hizo correr a esta madre al médico fue que la niña empezó a tener secreciones mal olientes de color verde. La madre tuvo que ir dos veces a consulta para saber qué tenía la niña.

Debemos estar muy pendientes de nuestros hijos. Hace ya varios años, una compañera de trabajo perdió a su bebé de dos años por culpa de una semilla de naranja. Ella se aseguró de quitar todas las pepitas, pero quedó una muy oculta. La semilla se alojó en uno de sus pulmoncitos y para cuando se dieron cuenta los médicos, ya era demasiado tarde, el bebé ... murió.

OTROS ESTÁN LEYENDO:

Calcinó a su amiga y la mató brutalmente para robarle a su bebé

 Juego de niños termina en tragedia: Los Pequeños murieron asfixiados

-  Tragedia en Guatemala: 22 niñas murieron en incendio refugio juvenil

 

 

 

 

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus