Diana Mendiola, "Testimonio de una ex prostituta"

Los queloides son esas cicatrices que crecen con protuberancias sobre la piel. Es un crecimiento de tejido cicatricial que se suma a la piel cuando la lesión ha sanado. Es decir, te darás cuenta de que tienes queloides porque observarás que tus cicatrices no "cierran lisas y bonitas", como dicen algunos. En cambio, la cicatriz crece, y acaba siendo más grande que la herida original.

Aunque a muchos les preocupa el aspecto de su cicatriz, los Olmecas, una antigua cultura mesoamericana precolombina, utilizaban la escarificación (hacer una incisión muy superficial en la piel) como medio decorativo en sus cuerpos.

Actualmente, las mujeres de Nubia, en Sudán, también hacen escarificaciones faciales para provocar queloides intencionalmente como forma decorativa. Los grupos étnicos africanos Nuer y Nuba, también utilizan en la región frontal, mentón y sobre el labio implantes labiales, tatuajes y queloides. 


12 Remedios caseros para eliminar los queloides

Sí, es posible eliminar cicatrices con remedios caseros. Los ingredientes son fáciles de conseguir.

Manteca de cacao

La manteca de cacao es muy buena para borrar cicatrices, y combinada con algunos de estos remedios que te presentamos a continuación, será todo un éxito.


Aceite de mostaza
 

El aceite de mostaza tiene potentes propiedades antifúngicas. Aplica tres veces al día.

Bicarbonato de sodio

Excelente agente abrasivo. Es también un magnifico exfoliante para la piel. Mezcla 3 partes de peróxido con una parte de bicarbonato de sodio. Forma una pasta y aplícala sobre la queloides. 

Jugo de limón

El limón es rico en vitamina C y antioxidantes. También es un excelente tratamiento para ayudar a borrar cicatrices, incluyendo queloides. Solo debes aplicar un poco de jugo de limón fresco directamente sobre el área afectada. Déjalo actuar durante 30 minutos y luego enjuaga.


Vinagre de manzana

El vinagre es maravilloso para tratar algunos problemas en la piel, pues reduce el enrojecimiento y disminuye también el tamaño de los queloides. Aplica y masajea vinagre en el área afectada. Deja que la piel absorba el vinagre por unos minutos para que cure más pronto.

Ajo

El ajo detiene la proliferación excesiva de fibroblastos, que ocasiona queloides. El aceite de ajo es buenísimo incluso para sanar verrugas. Déjalo actuar durante unos 10 minutos.


Tierra de Fuller

Este es un remedio poderoso. Mezcla una cucharadita de jugo de limón, una cucharadita de agua de rosas y una cucharada de tierra de Fuller. Forma una pasta y aplícala sobre el queloide. Deja actuar por unos 15 a 20 minutos, enjuaga con agua fría.

Aceite de lavanda


El aceite de lavanda rejuvenece la piel. Se ha demostrado que es eficaz para ayudar a cicatrizar, ya que aumenta la renovación celular de la piel. Aplica el aceite de lavanda y masajea suavemente la zona durante algunos minutos.

 

 

Aloe vera

El aloe vera es excelente para tratar los problemas de la piel. El aloe vera se utiliza mucho para tratar cicatrices por quemadura, pues reduce la inflamación e hidrata la piel. Primero limpia la zona con agua y aplica el gel fresco del cristal de la aloe vera.

Agua de rosas

El agua de rosas es un increíble tóner para la piel, pero su efecto regenerador se potencializa al combinarse con el sándalo. Forma una pasta espesa y unta sobre la cicatriz ante de irte a dormir.

Miel

Desde hace varios siglos, se sabe que la miel hidrata y cura la piel. Aplícala sobre el queloide y masajea suavemente. La miel te ayudará a evitar la acumulación de células muertas sobre la piel.

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus