Cuando se trata del éxito nada es más importante e influyente que la autoconfianza y el creer en uno mismo. De hecho, si queremos tener éxito, la autoconfianza es más importante que la inteligencia, el talento, los antecedentes o cualquier otra cosa.   

Además de esto, las personas que tienen confianza en sí mismas y creen en sí mismas son más saludables, más felices, tienen mejores relaciones, están más motivadas y son más resistentes.   

Hay muchos factores que afectan nuestra autoconfianza, incluidos nuestros padres, nuestra educación, nuestro entorno, nuestras creencias, nuestros fracasos y éxitos pasados, la sociedad, cómo nos tratan los demás, los medios y nuestras experiencias en general.   

La investigación sugiere que las creencias que los individuos tienen sobre sus habilidades influyen poderosamente en la forma en que se comportan y logran sus metas. Curiosamente, la falta de confianza en uno mismo no está directamente relacionada con la falta de talento, destreza o habilidad. Está más relacionado con nuestra percepción.   

Entonces, ¿Qué significa creer en uno mismo y tener confianza en sí mismo?   

Definido vagamente, es la sensación de confianza en nuestro juicio, habilidades y cualidades. A veces se denomina autoeficacia. Esto, a su vez, afecta casi todas las áreas de nuestras vidas, incluida nuestra forma de pensar, sentir y actuar. Por eso es tan importante.   

Todos nosotros hemos cometido errores, hemos experimentado fracasos y hemos sentido desilusión en nuestras vidas. Algunos de nosotros también hemos estado sujetos a privaciones e injusticias. Todas estas experiencias afectan la autoconfianza y la fe de una persona en sus propias habilidades.   

Afortunadamente, hay formas de desarrollar una fuerte creencia en uno mismo, aunque requiere algo de tiempo y esfuerzo. Es importante recordar que nuestro pasado no tiene que dictar nuestro futuro. Lo único que importa es cómo actuamos hoy. Así que veamos algunas formas de cómo reconstruir nuestra confianza.   

 
Cómo ganar confianza en uno mismo y comenzar a creer en ti.   

Enumera tus éxitos y logros pasados.   

La mayoría de nosotros somos indebidamente duros con nosotros mismos. Tendemos a recordar nuestros errores y fallas más que nuestros éxitos.   

Claro, nos hemos quedado cortos y cometimos errores como todos en un punto. Pero también hemos logrado superar situaciones difíciles con éxito y lograr cosas de las que podemos estar orgullosos.   

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus