Coloca Estos Ingredientes En Tus Manos Y Pies Y Lucirán increíbles.

Una niña con un vitíligo que cubre casi todo su cuerpo rechaza el tratamiento porque ama sus manchas blancas y quiere que los demás también acepten sus diferencias.

Emma Watson tenía cuatro años cuando le diagnosticaron la afección. El vitíligo afecta al 1% de la población mundial. Nicole, su madre, se enteró de su condición después de que una mancha blanca en su hombro se confundiera inicialmente con eccema.

Sus parches sin pigmentos se desarrollaron rápidamente y ahora cubren el 70%, agravados por el estrés provocado por la muerte repentina de su hermano, Garrett, en 2013.

Temiendo que fuera víctima de bullying a medida que crecía, la madre de Nicole, de 45 años, y oriunda de Eugene, Oregon, EE. UU., comenzó a llevar a su hija a sesiones de tratamiento para frenar el crecimiento de su vitíligo.

Pero después de 24 sesiones, la niña decidió que ya era suficiente y que ya no se escondería porque amaba sus manchas y no quería que 'se fueran'.

A pesar de que los extraños la confunden regularmente con quemaduras solares, el roble venenoso y otras cosas más, Emma, de 11 años, disfruta hablando de su piel y le gusta lo original que es.
"Algunas personas me preguntan si son quemaduras solares, roble venenoso y otras cosas, pero con orgullo les digo que es vitíligo.

Incluso elige la ropa que pondrá en público y no puede esperar a que aparezcan más patrones únicos en su piel, después de dejar la forma de un corazón en un área que no se ve afectada por su condición.

Si se te cae el cabello, tienes mala visión, diabetes, problemas en el corazón e hinchazón en las articulaciones… PRUEBA ESTE FRUTO

 
Emma, que pronto comenzará el sexto grado, dice: "Realmente me gusta la apariencia de mi vitíligo. Siempre he sentido que soy bonita y única.


"El vitíligo está en la mayoría de mi cuerpo: pies, piernas y está alrededor de cada articulación. Recientemente han salido algunas manchas nuevas en mis manos, que estoy deseando desarrollar más.

"Van desde círculos hasta salpicaduras y manchas, luego hay un área que parece un corazón porque el vitíligo ha formado un patrón alrededor de mi color de piel natural, realmente amo ese”.


"No creo que sea tan diferente, soy solo yo, es mi piel normal. Es única y es por eso que me gusta".

 

 


"En verano, mis manchas blancas son más obvias, así que uso blusas con tiras o camisetas con cruces para mostrarlo, porque creo que se ve realmente bonito".

La mamá de Emma investigó sobre el vitíligo después de que su hija fuera diagnosticada en 2010 y le preocupaba que a medida que progresaba la afección sería tratada de manera diferente, porque los niños pueden ser muy malos.

"Lloré por temor a que mi bebé quedara desfigurada por el resto de su vida después de leer que la pigmentación nunca volvería", confiesa la madre.

"Traté de encontrar una cura comprando cremas en Internet y comenzamos el tratamiento con luz, pero no hay pruebas de que funcionen y me di cuenta de que era muy poco lo que podía hacer".

Para sorpresa de Nicole, a la edad de ocho años, su hija le dijo que quería detener el tratamiento, el cual se esperaba que podía ralentizar el desarrollo de la afección y la pérdida de pigmento.

A esta reina de belleza le falta un brazo, pero invita a otros a celebrar sus diferencias

Ella agregó: "Emma cambió la forma en que veía el vitíligo, dejé de verlo como algo diferente de ser algo de lo que debería estar orgulloso".

"Ella me dijo: 'Mami, me gustan mis manchas' y no quiero que se vayan', estaba tan desconcertada que no sabía qué decir".

"Antes quería intentar 'arreglar' su vitíligo, pero al darme cuenta de cómo se sentía, cambió por completo mi actitud.

"Me sorprendió que un niño tan pequeño pudiera mostrar tanta confianza y orgullo con su diferencia".

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus