¿Has notado la gran cantidad de mujeres hermosas y famosas que están optando por parejas no tan agraciadas físicamente? ¿Por qué las princesas ya no buscan príncipes azules? 
Veamos qué dice la ciencia sobre el aspecto físico en la pareja...

Un estudio de la Universidad Estatal de la Florida aseguró que las mujeres que contraen matrimonio con un hombre muy atractivo son más propensas a sufrir problemas relacionados con la alimentación. 

Este estudio se publicó en la revista Body Image, ofrece ideas concretas sobre la relación entre un hombre y una mujer y cómo esta podría verse afectada por el aspecto físico.

¿Cómo? Pues, "La investigación reveló que el hecho de tener un esposo físicamente atractivo puede tener graves consecuencias negativas en las mujeres, especialmente si estas no son atractivas (nos referimos a aquellas que no se 'ajustan' a los cánones de belleza establecidos por la sociedad)", según lo escrito por Tania Reynolds en un comunicado de prensa. Reynolds es una de las coautoras de esta investigación.

Según la especialista, las esposas de hombres guapos tienden a pensar todo el tiempo que necesitan estar más esbeltas o delgadas. 

Por otro lado, en el mismo comunicado se afirmó que "esta motivación adicional para hacer dietas y ejercicios no existe en aquellas mujeres que se consideran más atractivas que sus maridos". 

¿Qué opinan los hombres? 
En cuanto a los hombres, su motivación para someterse a alguna dieta es más baja, independientemente de si su mujer es una belleza o no, o si ellos se consideran más atractivos". 

El estudio reveló, además, que las parejas más "estables" son aquellas en las que la mujer es más atractiva, pues esto no supone riesgo para el hombre.
Para llegar a estas conclusiones el estudio utilizó diferentes metodologías. Encuestaron a los 113 participantes y cada uno de ellos completó un cuestionario. Entre las respuestas a seleccionar se incluyeron frases como "me tener el estómago vacío", "me siento muy culpable después de comer" o "me aterroriza ganar peso". 


Del mismo modo, este estudio busca entender el comportamiento de las mujeres para predecir cuáles factores aumentarían el riesgo de desarrollar trastornos alimenticios futuros.

“Sería muy útil poder identificar a las mujeres que pudieran estar en riesgo de desarrollar conductas, por ejemplo, de pérdida de peso extremas, vinculadas a otras formas de angustia psicológica, como la ansiedad, la depresión, el abuso de sustancias y la insatisfacción con la vida “, concluye Reynolds.

OTROS ESTÁN LEYENDO ESTOS:

El actor Kelsey Grammer comparte su testimonio de cómo venció la adicción al alcohol por el poder de Jesús
Demasiado azúcar podría aumentar el riesgo de depresión en los hombres, según estudio
Niño se quita la vida porque su madre no le hizo de comer

 

 

 
¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus