Copas menstruales. 

  

Como alternativa a los tampones y toallas sanitarias, se puede insertar una copa menstrual en la vagina para recolectar el flujo menstrual cuando una adolescente o mujer está teniendo su período. La mayoría de las copas menstruales son reutilizables pero también están disponibles las desechables.   

Aunque las copas menstruales de goma han existido desde el siglo XIX, recientemente han ganado popularidad, en parte debido a un diseño mejor y están el hecho de que están hechas de materiales más cómodos, un material medico flexible, como el látex y la silicona. Las mujeres que son sensibles al látex deben elegir una copa cuyo material de fabricación sea solo la silicona.   

La copa menstrual en forma de campana puede parecer grande, de aproximadamente 5 cm (2 pulgadas) de ancho, pero se dobla antes de insertarse en la vagina, donde se abre y descansa contra las paredes de la vagina y puede atrapar unos 30 ml (2 cucharadas) de sangre menstrual. Hay un promedio de 30-40 ml de flujo menstrual en un ciclo menstrual.   

La copa se vacía después de 8-12 horas, dependiendo de la marca de la taza y si su período es abundante. No es necesario extraer la copa para orinar o evacuar. Un vástago o tallo en la base de la copa se usa para ayudar a removerla. Es posible que tenga que recortar el tallo si es demasiado largo; corte poco a poco con tijeras o cortaúñas.   

Los fabricantes a menudo hacen las copas en dos tamaños, y las más pequeñas son más adecuadas para adolescentes y mujeres menores de 30 años. La copa más pequeña también puede ser una mejor opción para las mujeres que no han dado a luz. La copa un poco más grande es una mejor opción para las mujeres que tienen más de 30 años, que han dado a luz o que tienen períodos abundantes.   

La construcción de la copa menstrual difiere ligeramente entre los fabricantes, por lo que puede ser un poco de prueba y error encontrar la mejor copa para usted. Algunas son un poco más largas que otras, por lo que son una buena opción para las mujeres con cuello uterino alto. Otras son más flexibles, por lo que a algunas mujeres se les hace más fácil de insertarlas.   

También hay disponibles copas menstruales desechables, y aunque no son tan económicas ni respetuosas con el medio ambiente como las copas reutilizables, aún no es necesario reemplazarlas tan a menudo como los tampones y las toallas sanitarias.   

11 razones de por qué se debe usar una copa menstrual.   

Al igual que con otros productos sanitarios, existen pros y contras de usar una copa menstrual. Para muchas mujeres que ahora las usan, las ventajas superan cualquier inconveniente. 

 Económico.   

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus