Beliefnet

En 2010, en Australia este bebé se convirtió en símbolo de milagro. En cuestión de horas Jamie Ogg nació, murió y revivió. 

Le entregaron el bebé muerto a su madre para que le diera el primer y el último abrazo. Sus gemelos nacieron prematuramente a los siete meses de gestación. La otra bebé estaba bien, pero Jamie no mostró señales de vida. La pareja estuvo acariciando y hablando con su bebé muerto durante dos horas. La madre no dejaba de hablarle. Incluso, llegó a ofrecerle leche materna con su dedo y, tras ese contacto el bebé comenzó a respirar y a mover la cabeza; y luego, abrió los ojos. 

El padre de los niños da gracias a Dios y asegura que esta bendición la recibieron gracias al impulso instintivo de su mujer. 

Para la ciencia, se confirma la eficacia del método canguro; el cual está siendo utilizado en algunos hospitales en el tratamiento de bebés prematuros. El método consiste en que la madre cargue todo el tiempo a su bebé en brazos, en lugar de utilizar la incubadora. La madre incluso lo alimenta con leche materna. 

Para los creyentes, se trata de un milagro de nuestro Señor. 

Y usted, ¿cree en los milagros? ¡OPINE!



MIRA EL VIDEO DE ESTA HISTORIA


TE PUEDE INTERESAR:

Un ángel cae en centro comercial: CAPTADO EN VIDEO

¡MILAGRO! Aparece de la nada un ángel disfrazado de cura y salva a una chica

-¡MILAGRO! Bebé regresa a la vida

- ¡MILAGRO! Una niña crece de estatura ante las cámaras

TESTIMONIO IMPACTANTE: De bruja adivina a mujer de Dios

 
   

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus