Princesa Japonesa Deja Su Corona Por El Amor De Su Vida

En 2010, en Australia este bebé se convirtió en símbolo de milagro. En cuestión de horas Jamie Ogg nació, murió y revivió. 

Le entregaron el bebé muerto a su madre para que le diera el primer y el último abrazo. Sus gemelos nacieron prematuramente a los siete meses de gestación. La otra bebé estaba bien, pero Jamie no mostró señales de vida. La pareja estuvo acariciando y hablando con su bebé muerto durante dos horas. La madre no dejaba de hablarle. Incluso, llegó a ofrecerle leche materna con su dedo y, tras ese contacto el bebé comenzó a respirar y a mover la cabeza; y luego, abrió los ojos. 

El padre de los niños da gracias a Dios y asegura que esta bendición la recibieron gracias al impulso instintivo de su mujer. 

Para la ciencia, se confirma la eficacia del método canguro; el cual está siendo utilizado en algunos hospitales en el tratamiento de bebés prematuros. El método consiste en que la madre cargue todo el tiempo a su bebé en brazos, en lugar de utilizar la incubadora. La madre incluso lo alimenta con leche materna. 

Para los creyentes, se trata de un milagro de nuestro Señor. 

Y usted, ¿cree en los milagros? ¡OPINE!



MIRA EL VIDEO DE ESTA HISTORIA


TE PUEDE INTERESAR:

Un ángel cae en centro comercial: CAPTADO EN VIDEO

¡MILAGRO! Aparece de la nada un ángel disfrazado de cura y salva a una chica

-¡MILAGRO! Bebé regresa a la vida

- ¡MILAGRO! Una niña crece de estatura ante las cámaras

TESTIMONIO IMPACTANTE: De bruja adivina a mujer de Dios

 
   

¡Únete a la discusión
comments powered by Disqus